Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Richemont estudia ponerse en hora con un recorte laboral

24 feb 2009 - 00:00

Richemont, uno de los gigantes internacionales del lujo, sopesa poner en marcha un plan de urgencia para recortar su plantilla, según el sindicato suizo Unia. El grupo propietario de Cartier, que no ha confirmado su voluntad de emprender estas medidas, sufre las consecuencias de la caída en las ventas de los relojes suizos. En enero, las exportaciones de la industria relojera suiza cayó un 21,5% interanual. El sector mantenía así la tendencia negativa con que cerró el año pasado. El descenso en la demanda de Estados Unidos, principal mercado de los relojes suizos, castigaron al sector.El gigante suizo del lujo, que cotiza en la Bolsa de Zúrich, cerró 2008 con una facturación de 5.302 millones de euros. En agosto, la compañía decidió segregar a una nueva sociedad su participación en la tabacalera British American Tobacco (BAT), de la que controla un 25%, para centrarse en el negocio del lujo. Richemont, que también controla las marcas Piaget, Van Cleef & Arpels, Vacheron Constantin, Jaeger-LeCoultre, IWC, Panerai y Montblanc, pertenece a la familia sudafricana Rupert.