Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La fundadora de Uno de 50 vuelve con CXC y abre en Madrid su primera tienda

Concha Díaz del Rio, puso en marcha en 2017 su nuevo proyecto empresarial, CXC, de la mano de un socio inversor. Hasta ahora, la empresa se distribuía a través de puntos de venta multimarca.

C. J.

4 jun 2019 - 04:49

La fundadora de Uno de 50 lo vuelve a intentar con CXC y abre su primera tienda

 

 

La fundadora de Uno de 50 lleva su nueva marca a la calle. La diseñadora Concha Díaz regresa a la joyería después de poner en marcha Uno de 50 y más tarde Nº3. Su nuevo proyecto empresarial se llama CXC y ahora abrirá su primer establecimiento en España en Madrid.

 

Concha Díaz del Rio puso en marcha la empresa en 2017 de la mano de un socio inversor. Además de joyas, la compañía también distribuye artículos de piel como cinturones o llaveros. Los precios de los productos de CXC oscilan entre los cincuenta euros y los 150 euros.

 

El nuevo establecimiento de CXC se encuentra en el número 27 de la calle Augusto Figueroa, en el madrileño barrio de Chueca. “Nuestro objetivo a corto plazo pasa por abrir tiendas propias”, ha explicado la diseñadora a Modaes.es. En ese sentido, la empresa ha puesto el punto de mira en otras ciudades españolas.

 

 

 

 

Los planes de la empresa también pasan por continuar con su expansión en el extranjero, donde concentra el grueso de sus ventas. En concreto, el mercado principal para CXC es Francia, donde está presente a través de puntos de venta multimarca.

 

Además, el grupo también ha apostado por expandirse en otros mercados a través de ferias internacionales. En concreto, el grupo estará presente este año en la feria estadounidense Magic, que tiene lugar en Las Vegas (Estados Unidos).

 

En paralelo, el grupo también ha trazado una estrategia digital con el lanzamiento de su canal de ecommerce. Por ahora, la plataforma estará solo disponible para los clientes en España, pero no descarta a corto plazo abrirse a otros mercados.

 

Con sede en Madrid, donde fabrica las piezas y cuenta un equipo de trece personas, CXC nació seis años después de que Díaz del Río saliera de Uno de 50 con el objetivo de cambiar de aires hacia otra línea de diseño.