Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La cadena de franquicias Torero presenta concurso de acreedores

23 sep 2009 - 00:00

La cadena de franquicias de moda Torero se ha declarado en concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos, con un pasivo inferior al millón de euros. La marca operaba en el mercado español desde 1997 cuando inició su actividad con una docena de establecimientos. Tras declararse insolvente, la sociedad limitada Torero Franquicias pasará ahora por un procedimiento abreviado de concurso, ya que el pasivo declarado por la compañía no alcanza el millón de euros. El sistema de crecimiento por el que optó la firma fue la franquicia que le permitió crecer rápido aunque, a largo plazo, sin mucha solvencia.A partir de ahora los acreedores del grupo cuentan con dos semanas de plazo para comunicar al juzgado los importes que el grupo les adeuda, después de que el concurso se publicara la semana pasada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Para poner en marcha una franquicia Torero, se precisaba, según su portal de Internet, una inversión inicial de entre 600 700 euros el metro cuadrado además de un cánon de entrada de unos 10.000 euros. La empresa inició su actividad en el año 1997 con la apertura de 12 puntos de venta. En la actualidad cuenta con una red de 85 tiendas repartidas por toda España.