Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dsquared2 sale de los juzgados chinos con el permiso para registrar su marca en el país

Modaes

10 ene 2014 - 12:57

La italiana Dsquared2 ya puede distribuir sus colecciones en China bajo su propia marca. La enseña se ha asegurado ante el tribunal de Hangzhou que es “legítimo” que la compañía use su propia marca, registrada por el grupo chino Nuohe en 2005.

 

Hasta ahora, el grupo Nuohe vendía productos falsificados de la enseña bajo la marca Dsquared, sin el símbolo del 2, según WWD. Esta sentencia es un paso importante para que la compañía italiana pueda comenzar a distribuir sus prendas en el gigante asiático. “Estamos ante un usurpador de identidad”, explicó Roberto Franco, director financiero de Dsquared2.

 

“La conclusión del juzgado de permitirnos registrar nuestra propia marca es un paso adelante en la lucha de las empresas de moda en China”, explica Franco. “Nuohe ha registrado en China más de 200 marcas, incluyendo nombres como Dior Homme o Iceberg –añade-; después de intentar solucionar este altercado por todos los medios posibles, en 2011 decidimos demandar a Nouhe por el registro de mala fe y competencia desleal”.

 

Según Dsquared2, “los puntos de vista en cuanto a la propiedad intelectual en China son más modernos que en otras partes del mundo”, algo que ha facilitado los trámites. Nouhe cuenta con tiendas que imitan el concepto original de la marca, bajo el rótulo Dsquared, donde se venden imitaciones de las prendas de Desquared2.

 

No obstante, el grupo Nouhe ha apelado la sentencia. “Resistiremos y ganaremos esta batalla, ya que tenemos toda la razón”, explica Franco. “Desquared2 se ha hecho un nombre en el mercado chino gracias a que los centros comerciales locales han apoyado a la compañía, ya que conocían la verdadera historia de la marca”, añade.

 

Por el momento, la decisión del tribunal de Hangzou permitirá a Desquared2 mantener las tiendas propias que la compañía tiene en el mercado chino y continuar adelante con su expansión en el país, frenada por la batalla legal. La compañía, controlada por los gemelos Dean y Dan Caten, tiene previsto abrir nuevas tiendas en Chongqing y Chengdu en 2014.