Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Cacharel recorta 80 empleos en sus orígenes para “relanzar” su marca

25 mar 2009 - 00:00

Cacharel, la firma francesa de moda prêt-à-porter femenino, perfumes y ropa infantil, ha decidido poner en marcha un plan para "relanzar" su actividad. La primera decisión que ha tomado la dirección de la compañía pasa por la supresión de ochenta puestos de trabajo. Este recorte tendrá lugar en la ciudad de Nîmes, donde nació el fundador de la empresa, Jean Busquet. En la villa francesa, el grupo contaba hasta ahora con servicios logísticos, que se suprimirán en el plazo de un año, según ha anunciado el nuevo director general del grupo, Marc Ramanantsoa.El objetivo de la compañía es centrarse en su negocio central, el diseño. Por esta razón, Cacharel subcontratará las actividades logísticas que hasta ahora se realizaban en Nîmes e invertirá en áreas como el estilismo, la comunicación y el marketing, según Ramanantsoa. Con estas medidas, la firma de moda confía en que su resultado alcance el punto de equilibrio en 2011. Tras haber externalizado su producción en Asia, Cacharel cuenta actualmente con una plantilla de 150 personas. Las ventas del grupo se situaron en 24 millones de euros en el último ejercicio (sin tener en cuenta las licencias) y sus pérdidas, en dos millones de euros.