Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Buff prevé encoger su facturación en el ejercicio por la rotura de la ‘supply chain’

La empresa catalana aumentó sus previsiones de facturación el año pasado hasta 78 millones de euros, aunque finalmente registró unos ingresos de 85 millones de euros, un 8,9% más que de sus previsiones.

Modaes

29 abr 2022 - 11:30

Sede de Buff

 

 

Buff retrocede. La compañía catalana, especializada en la fabricación de tubulares para el cuello y gorras, planea regresar a cifras prepandemia en el ejercicio 2022, que finalizará el 30 de abril, según Fashion Network. Este resultado supondrá un receso del 38,2% en su facturación, que se situó en 85 millones de euros en el ejercicio anterior.

 

En el ejercicio 2020, la compañía registró una facturación de 52,5 millones de euros, y elevó sus previsiones para el siguiente ejercicio hasta 78 millones de euros, apoyadas, sobre todo, en las ventas derivadas del boom del deporte y la producción de mascarillas. Finalmente, la empresa registró unas ventas de 85 millones d eeuos el pasado ejercicio.

 

Para el actual, Buff prevé volver a registrar las mismas que en 2019. Según ha explicado la empresa, la corrección en sus ventas se debe a que el stock en Estados Unidos, su mayor mercado, fue muy elevado en el ejercicio anterior, sumado a los retrasos de los envíos en Asia provocados por la rotura de la cadena de suministro.  

 

 

 

 

Actualmente, Buff concentra el 90% de su producción en Igualada (Barcelona) y el 10% restante de su colección, que incluye sobre todo las gorras, se fabrica en países ubicados en Asia. De cara a mitad de año, los planes de la compañía pasan por relocalizar esa parte de su producción a su fábrica de Igualada, que ha sido ampliada mediante un proyecto que ha requerido entre 1,5 millones y 2 millones de euros de inversión.

 

Para el ejercicio 2023, el objetivo de la empresa es aumentar sus ingresos en un 10% frente al ejercicio anterior y volver a recuperar las cifras de 2021 en un plazo de tres años. La estrategia de Buff para acelerar su crecimiento a dos dígitos se centrará en consolidar su presencia en mercados clave y la trasformación de su red de distribución, que se concentra en el canal multimarca, hacia una más directa.

 

En los próximos meses, la compañía, que cuenta actualmente con cuatro filiales internacionales ubicadas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Alemania, espera abrir dos filiales más en Europa. Además, Buff también lanzará su nueva plataforma de ecommerce el mes que viene.

 

El origen de Buff se remonta a 1992, cuando fue fundada de la mano de Juan Rojas. A día de hoy, la compañía sigue en manos de la familia fundadora y está participada por el equipo directivo.