Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Brunello Cucinelli entra en óptica con Oliver Peoples

La colección cápsula espera lanzarse en septiembre de este año y se distribuirá en tiendas de ambas marcas y ópticas seleccionadas por los socios.

Modaes

9 jul 2021 - 10:39

Brunello Cucinelli entra en óptica con Oliver Peoples

 

 

Brunello Cucinelli amplía su gama de productos y entra en gafas. La marca italiana ha contado con Oliver Peoples, empresa estadounidense especializada en gafas de lujo, para crear su primera colección, contando con 1.500 puntos de venta por todo el globo. La colección contará con cinco modelos de gafas de sol y de gafas unisex.

 

Oliver Peoples es una marca fundada en California en 1987. En 2006, la compañía fue adquirida por Oakley por 46,7 millones de dólares (39,4 millones de euros) y, en 2007, el gigante Luxottica se hizo con la marca óptica y la añadió a su paraguas de firmas, entre las que se encuentran actualmente Ray-Ban, Tiffany, Valentino, Versace, Chanel o Coach. Actualmente, la empresa cuenta con 45 tiendas y genera una facturación de 90 millones de euros.

 

 

 

 

La colección nueva colección óptica será fabricada en Italia, aunque el Oliver Peoples tiene su sede en Los Ángeles. Los modelos de la colección de gafas serán de metal y acetato, y contarán con una montura procedente de fuentes sostenibles. Algunos modelos estarán enriquecidos con materiales como el oro y su precio inicial de venta será a partir de 350 euros.

 

La empresa italiana, especializada en la producción de cashmere y prendas de punto, fue fundada en 1978 por el empresario Brunello Cucinelli. A día de hoy, el italiano ocupa el cargo de presidente ejecutivo de la empresa además de ser director creativo de la misma.

 

Desde 2020, la firma está codirigida por Luca Lisandroni, a cargo de la parte comercial de la empresa y Riccardo Stefanelli, encargado del desarrollo de productos y operaciones.

 

Brunello Cucinelli tiene su sede central en Solomeo, una aldea medieval situada en la provincia de Perugia, Italia. El mercado italiano representa el 14,3% de la facturación total de la empresa.

 

Tras un año de transición, Brunello Cucinelli cerró el ejercicio 2020 registrando una facturación de 544,1 millones de euros, un 10,5% menos que en el año anterior. Comparado con el primer trimestre de 2019, la facturación creció un 3,2%.