Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Blanco desafía a la caída del consumo y se estrena en hombre

6 mar 2009 - 00:00

Si el año pasado fue Mango quien probó suerte en el sector de la moda masculina, ahora es la cadena española Blanco la que lo intenta. La compañía familiar, especializada en ropa femenina a precios asequibles, estrena hoy su primera colección para hombres. Inicialmente, las prendas se venderán en 79 de los 136 establecimientos de la empresa.Con sede en Móstoles (Madrid), Blanco compite en moda femenina con Mango y con las diferentes cadenas de Inditex. En el segmento masculino, la empresa deberá enfrentarse a Pull & Bear (Inditex) y Springfield (Cortefiel), que copan la mayoría de las ventas. Blanco no tiene previsto, de momento, abrir tiendas dedicadas únicamente al hombre. Blanco, fundada en 1960 por Bernardo Blanco Solana, cuenta con una red de 129 puntos de venta propios en España. En el extranjero, la compañía está presente en Portugal, Reino Unido y Arabia Saudí. La empresa está dirigida, actualmente, por Bernardo Blanco Moreno, hijo del fundador.Según figura en el Registro Mercantil, Diagomoda (la matriz del grupo) registró unos ingresos de 85,54 millones de euros en 2007, con un crecimiento del 40% respecto al ejercicio anterior. La plantilla de la compañía se sitúa en 2.100 trabajadores. Los hombres representan el 35,5% del gasto total en vestuario de los españoles, frente al 50,4% de las mujeres, según datos de TNS. En el primer trimestre de 2008, las ventas de moda masculina retrocedieron un 5,5%, frente al 4,2% de la mujer. En épocas de crisis, los primeros que recortan su presupuesto para moda son los hombres, antes que mujeres y niños.