Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

DreamLabo traslada de Bilbao a Barcelona su estructura mientras consolida su cartera de fragancias

Sarah García

31 jul 2014 - 04:57

Primero el nombre y ahora la ubicación de su sede central. El grupo de perfumería DreamLabo, del que August Navarro es accionista mayoritario desde mayo de 2013 y que anteriormente se denominaba Urakas, prepara el traslado de su estructura del País Vasco a Cataluña. La compañía, que cambió de nombre tras la incorporación de Navarro al capital, tiene ahora su domicilio social en el número 158 de Vía Augusta, en Barcelona, tal y como ha explicado el directivo a Modaes.es.

 

La empresa está actualmente iniciando el proceso de traspaso de la oficina central del grupo del País Vasco a Barcelona. Hasta ahora, DreamLabo tenía su sede central en el número 17 de la Gran Vía Diego López de Haro, en Bilbao. Tal y como ha confirmado Navarro, el cambio es tanto físico como de operaciones y la empresa no tiene previsto mantener estructura en el País Vasco.

 

El objetivo de DreamLabo es acelerar el proceso de reubicación para que en septiembre pueda concluir el traslado y empezar a trabajar desde Barcelona, donde estará centralizado el cien por cien de la estructura de la empresa.

 

En paralelo al cambio de ubicación de DreamLabo, la compañía prepara para el próximo otoño el lanzamiento de dos nuevos perfumes de su proyecto Pasarela de Fragancias, que impulsó en 2011 con el objetivo de desarrollar fragancias de diseñadores españoles. La iniciativa, que comenzó con los perfumes de Miram Ocariz , Devota & Lomba y Roberto Torretta, añadirá el próximo octubre dos fragancias más de estos dos últimos.

 

Actualmente, DreamLabo está en la fase final de aprobación para comenzar el proceso de producción de los dos nuevos lanzamientos, que se empezarán a comercializar en otoño, antes de que comience la campaña de Navidad.

 

Navarro destaca que este es el principal proyecto de la compañía para este año y que, una vez se consolide a nivel nacional, DreamLabo comenzará la búsqueda de su primera licencia internacional de perfumería, con la que quiere engordar su cartera de marcas.

 

August Navarro, ex directivo de Puig, se incorporó al capital del entonces grupo Urakas en 2013, cuando se hizo con el 60% del accionariado. Entre este año y el próximo, el directivo tiene previsto pasar a controlar un mayor porcentaje de la compañía.

 

De este modo, Navarro se hará con un 12% adicional de la empresa, que adquirirá a uno de los dos socios propietarios del 40% de DreamLabo que no controla. Tras la operación, Navarro pasará a ser propietario del 72% de la compañía y los dos socios restantes, del 28%.