Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Feb 201812:56

h Back Stage

‘Start ups’ tecnológicas, a la conquista del ‘close the loop’ de la moda

La app The Squirrelz pone en común diseñadores y marcas con tejedores y confeccionistas para dar una segunda vida a retales, tiradas defectuosas y restos de producciones.

05 Oct 2016 — 10:55
Modaes
Compartir
Me interesa

 

A grandes problemas, mayores soluciones. La tecnología se presta a solucionar el problema de los deshechos textiles en el diseño, la tejeduría y la confección de prendas. En Shanghái, la emprendedora Bunny Yan ha puesto en marcha la aplicación para móviles The Squirrelz en la que pone en común a diferentes a fábricas de tejidos y confección con grandes volúmenes de deshechos textiles con marcas y diseñadores que sepan sacar partido de ellos en sus colecciones.

 

A través de esta herramienta, retales, tiradas defectuosas y restos de producciones anteriores pueden tener una segunda vida. La aplicación permite poner en común a los diferentes actores de la cadena, unos para que se deshagan de su basura textil y otros para obtener materia prima. Los intercambios son gratuitos y quien adquiere los restos sólo debe abonar los gastos de envío.

 

Yan activó The Squirrelz desde la aceleradora de start ups de Shanghai Chinaccelerator y con una financiación de 450.000 dólares (400.766 euros). La empresa ha echado a andar, de momento con una fase de prueba gratuita.

 

 

La aplicación sólo funciona por ahora sólo en Estados Unido, pero los planes de Yan pasan por que gane nuevos mercados en el futuro. Por el momento, han empezado a utilizar la aplicación a modo de prueba estudiantes de diseño y diseñadores emergentes, pero las previsiones de la empresaria son de alcanzar un millón de usuarios en los próximos 18 meses, según WWD.

 

Yan puso en marcha The Squirrelz tras constatar los volúmenes de deshechos textiles que las fábricas tiraban por tener alguna tara o, simplemente, por no haber acertado en el tono de color. Formada en el New York Fashion Institute, la emprendedora recorrió a lo largo de su trayectoria profesional diferentes empresas estadounidenses de moda antes de intentar desarrollar su propia marca de moda.

 

Buscando proveedores, la empresaria inició contactos con fábricas chinas de confección pidiéndoles precisamente los retales y las tiradas que habían desechado. Yan se dio cuenta también que los empresarios de las factorías tenían que pagar por cada contenedor de basura textil. La emprendedora subraya que hay un gran volumen de tejidos y prendas que jamás alcanzan la distribución y que finalizan rápido el ciclo de vida.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...