Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Jul 202117:37

La turca del denim Isko invierte en una máquina que separará algodón y poliéster

La productora textil turca subvenciona el nuevo proyecto del Instituto de Investigación de Textiles y Confección de Hong Kong (Hkrita) y da un paso hacia la circularidad.
07 Jul 2021 — 09:46
Modaes
Compartir
Me interesa

El gigante del denim Isko invierte en una máquina que separará algodón y poliéster.

 

La circularidad, el nuevo horizonte. El fabricante especializado en denim Isko ha firmado un acuerdo de licencia con el Instituto de Investigación de Textiles y Confección de Hong Kong para desarrollar la llamada Green Machine, máquina con la capacidad de separar las fibras de algodón y poliéster. Con esta, Isko pretende añadir materiales 100% reciclados a su oferta. El proyecto, que se encuentra aún en fase piloto, constituirá un paso significativo en el camino de la moda hacia la circularidad.


Green Machine se basa en un proceso de tratamiento hidrotermal que disuelve el polvo de celulosa de algodón y separa las fibras de poliéster presentes en el tejido sin destruirlo, dejándolo en un 98% en su estado original. Se prevé que este procedimiento tarde sólo dos horas, lo cual permitirá una producción masiva. Además, explica Hkrita, Green Machine sólo necesita un 5% de productos químicos, todos ellos biodegradables.

 

La posibilidad de separar fibras ha sido uno de los mayores rompecabezas de los grandes operadores del sector en los últimos años. Este proceso, necesario para la circularidad, es hasta ahora casi imposible de realizar a escala. De momento, los agentes textiles sólo pueden solucionar otros temas pendientes de su cadena productiva: la gestión de residuos pre y posconsumo, o el abastecimiento de materias primas.

 

 

 

 

Incluso en las prendas que se componen de una sola fibra, el reciclaje constituye aún una práctica anecdótica dentro del sector de la moda. En 2020, el poliéster copó el 52% de toda la producción de fibras del mundo, y sólo el 14% fue reciclado. La gran mayoría de prendas terminan siendo revendidas y exportadas a otros países, donadas a organizaciones benéficas, o, a pesar de que esta práctica esté cada vez más regulada, incineradas.

 

La circularidad está muy presente en la agenda de la industria. Desde Inditex, hasta Kering, Adidas y Mango; numerosas compañías apuestan por el desarrollo e investigación tecnológica que de paso al loop perfecto. A pesar de todo, aún queda mucho que recorrer hasta su implementación generalizada.

 

Isko Textile, fundada en 1983, es un fabricante y distribuidor de denim turco, y el mayor productor de mezclilla a nivel mundial. La empresa genera más de 250 millones de metros de este tejido al año, que distribuye a más de 60 países.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...