Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

Cibeles abre su cuarta jornada tras un fin de semana de Carnaval

23 feb 2009 - 00:00

El recinto ferial de Ifema encenderá hoy sus focos con las creaciones del madrileño Juanjo Oliva. A continuación será el turno de Elio Berhanyer, Antonio Miró –que se incorpora este año a Cibeles tras abandonar Barcelona-, Javier Larrainzar, Andrés Sardá –su primer desfile tras la venta al grupo belga Van de Velde- y Hannibal Laguna, entre otros. La cuarta jornada de Cibeles Madrid Fashion Week se enfrenta al reto de romper con el Carnaval vivido en la pasarela madrileña durante el fin de semana.Un jersey con cabeza de caballo, un vestido que deja las nalgas al aire o un paraguas a modo de tocado fueron algunas de las propuestas presentadas el sábado en Cibeles por parte de Francis Montesinos, Jesús del Pozo y Agatha Ruiz de la Prada, respectivamente. Y si Francis Montesinos apostó por el surrealismo en sus prendas como homenaje a Salvador Dalí (de cuya muerte se cumplen veinte años), las colecciones de Amaya Arzuaga, Devota & Lomba, Jesús del Pozo y Victorio & Lucchino se llenaron de ondas, nudos y trenzas. Elementos ornamentales con los que los diseñadores parecen querer desafiar un entorno macroeconómico complicado. Otra de las tendencias de las primeras jornadas de Cibeles es un regreso a las prendas ajustadas y sofisticadas, que en épocas de crisis hacen desaparecer a las piezas amplias y despreocupadas.El entorno económico parece haber influido en los diseñadores, pero no así en el presupuesto ni en la vocación internacional de la pasarela madrileña, el principal evento de moda en España tras la desaparición de la barcelonesa Pasarela Gaudí. Este año, Cibeles cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de euros, prácticamente la misma cifra que el pasado septiembre. El evento, dirigido por Leonor Pérez-Pita, ocupa un total de 14.000 metros cuadrados, después del gran crecimiento registrado en la última edición. El programa de la actual edición de Cibeles incluye un total de 55 diseñadores y 45 desfiles. El capital público aporta prácticamente la totalidad del presupuesto, ya que los patrocinadores sólo copan 700.000 euros del total. Ifema (participada por la Comunidad de Madrid y Caja Madrid) y la Comunidad de Madrid financian la pasarela.