Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

BabyKid Spain+Fimi: la puericultura gana a la moda en el reencuentro del sector

La feria de moda infantil y puericultura celebró su segunda edición, y la primera tras el estallido del Covid-19, entre el 17 y 19 de febrero en el recinto ferial Feria de Valencia, en la ciudad homónima. El certamen acogió a 261 marcas y cerca de 3.400 visitantes en una jornada donde salió ganando la puericultura.


C. Juárez

21 feb 2022 - 04:55

Baby Kid Spain 2022

 

 

La moda infantil y la puericultura vuelven a reunirse en BabyKid Spain+Fimi. El evento, que ha tenido lugar entre el 17 y 19 de febrero en el recinto ferial Feria de Valencia de la ciudad homónima, ha confirmado el liderazgo de la puericultura sobre la moda infantil.

 

La segunda edición de la feria,m se ha saldado con 261 marcas y cerca de 3.400 visitantes, frente a los 6.000 visitantes de la anterior edición, en febrero de 2020. Si en la primera convocatoria, la mayoría de los expositores la calificaban de “acierto”, en esta jornada varias compañías han diferido. 

 

“Es la primera vez que participamos, y estamos un poco de prueba”, explican desde el stand de Pisamonas, especializada en calzado infantil. 

 

 

 

 

En el expositor de la marca Newness también coinciden: “la mayoría de los compradores vienen a los stands de puericultura, que quizás hayan tenido una mayor capacidad de convocatoria”.

 

De hecho, la sensación de la mayoría de los expositores de moda infantil es que en esta convocatoria la puericultura ha salido ganando. “Hay muy poco textil”, se lamentaba una compradora. De las 261 marcas que han acudido a la feria, cien son de moda infantil. 

 

Desde el stand de Bestseller, que engloba Jack&Jones Kids, Bestseller Kids, Name It y Kids Only, también coinciden. “Estamos a la expectativa: hemos tenido horas con más y menos afluencia, y se nota que la mayoría de los compradores están más interesados en los productos de puericultura”, afirmaba una de las representantes. 

 

Alicia Gimeno, directora del evento, confirmaba esta situación: “hay más compradores de puericultura, es un sector que ahora se vende más”. Con todo, la directiva es optimista ante la nueva edición de BabyKid Spain+Fimi:“había mucha incertidumbre, es la edición de los valientes”. 

 

 

 

 

“Las grandes marcas, que son las que tienen más tirón, no han acudido este año”, añadía otro representante de una empresa de moda infantil sobre la escasa afluencia de público en esta edición. En concreto, destacaba la ausencia de las compañías de moda infantil como Bóboli, Agatha Ruíz de la Prada, o Mayoral, que suele acudir todos los años con alguna de sus marcas. 

 

El cambio de días, de jueves a sábado, en lugar de viernes a domingo, también ha sido una de las causas del descenso en la convocatoria. Sin embargo, un expositor señala que no le disgusta el cambio, “ya que los compradores que vienen son los que verdaderamente están interesados en comprar”. “Queríamos hacerlo más profesional”, detallaba Gimeno sobre el cambio de días. 

 

Además, BabyKid Spain+Fimi también se ha atrasado este año en el calendario debido a la irrupción de la variante ómicron, lo que ha hecho que algunas empresas dejen de venir. “El cambio de fechas ha dejado atrás a un 10% de los participantes”, concretaba Álvaro Rodríguez Toubes, al frente de la compañía Paz Rodriguez, y presidente de la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri), organizador del evento junto a Feria de Valencia. 

 

 

 

 

En empresas como Orchestra o Compañía Fantástica, la tónica general era positiva. “Hemos vuelto a la feria después de varios años, y soy optimista”, confesaba David Aucouturier, responsable de la compañía francesa en España. “Ya hemos cerrado varios acuerdos con clientes multimarca”, apuntaba. 

 

Otro de los aspectos positivos que destacan los expositores es la amplia convocatoria de visitantes internacionales en el certamen. En esta edición han acudido invitados 150 clientes extranjeros de más de 23 países y 230 fuera del programa. “Hemos venido a tantear, buscamos principalmente marcas de puericultura, aunque tampoco descartamos hacer alguna compra de infantil”, señalaba un visitante italiano. 

 

“Hay muchos compradores extranjeros, y eso siempre es un paso más y añade valor”, explicaban desde un expositor especializado en prendas para recién nacido. Para atraer a los visitantes internacionales, la organización ha unido fuerzas con el Institut Valencià de la Competititivitat Empresarial (Ivace) e Icex España Exportación e Inversión. “Había mucho que ver en poco tiempo”, comentaban unos compradores en la salida de la feria. 

 

“La clave del sector es la internacionalización, si no sales fuera, no tienes margen para crecer, por eso hemos apostado mucho este año por traer compradores internacionales”, destacaba Gimeno. 

 

Para el futuro, BabyKid Spain+Fimi no tiene intención de moverse fuera de Valencia. “Creo que hemos encontrado el lugar perfecto, y el grueso de los expositores están contentos aquí”, explicaba Gimeno. 

 

 

2022: año de recuperación para la moda infantil

El sector de la moda infantil lleva años sumida en una profunda crisis, que ha empeorado tras el estallido de la pandemia. Según los últimos datos disponibles de Asepri, el sector cerró 2020 con una caída de los ingresos del 12,5% en España, hasta 975 millones de euros. 

 

Además del impacto de la pandemia, Asepri destaca como uno de los principales motivos de la crisis la bajada de la natalidad “convertida en un problema intersectorial”, y el encarecimiento de las materias primas y la crisis del transporte. 

 

De hecho, en los últimos años varias compañías de moda infantil en España han echado el cierre. Es el caso de Bonnet à Pompon, Trasluz, Pili Carrera, Normandie o Sergent Major. “Hay muchas empresas en un sector que no es muy grande, con lo cual es lógico que algunas desaparezcan”, comentaba Rodríguez Toubes. 

 

 

 

 

El presidente de Asepri propone que el sector exija al Gobierno que tome medidas para incentivar la natalidad y que las empresas apuesten por la internacionalización, “porque es la única fórmula para ganar tamaño”. 

 

El sector ha encomendado a 2022 la recuperación después de varios años en descenso. Según los datos provisionales de Asepri, este año el sector crecerá un 11%, hasta 1.170 millones de euros, alcanzando los niveles prepandemia.