Líder en información
económica del negocio
de la moda

Look

Teresa Helbig, “les habla su piloto”

La aerolínea española Iberia estrenará el próximo junio los nuevos uniformes de sus empleados, firmados, por primera vez, por la diseñadora catalana Teresa Helbig, la primera diseñadora en crear los atuendos de la compañía.

Modaes

20 may 2022 - 05:00

Uniformes Teresa Helbig x Iberia 2020

 

 

Teresa Helbig, “despegamos”. La diseñadora catalana firmará, por primera vez, los uniformes de la aerolínea Iberia, que también ha contado con anterioridad con otros diseñadores como Adolfo Domínguez y Manuel Pertegaz, y con marcas como El Ganso a lo largo de su historia.

 

En 2020, Helbig presentó su primera colección para Iberia, convirtiéndose en la primera mujer que firmaba el diseño de los atuendos para la compañía. Finalmente, por las restricciones relacionadas por la pandemia, el lanzamiento de los uniformes retrasó. Los empleados de la aerolínea volarán con los nuevos uniformes de Iberia el próximo junio.

 

Iberia es la aerolínea que más veces ha recurrido a diseñadores españoles para diseñar sus uniformes. En 2005, la compañía contó con Adolfo Domínguez para diseñar sus uniformes y, en 2016, se alió con El Ganso para diseñar su línea de uniformes para Iberia Express, la aerolínea de bajo coste de la empresa.

 

Uno de los primeros diseñadores españoles en firmar los trajes de Iberia fue el valenciano Pedro Rodríguez, que evolucionó el tradicional “traje de vuelo” para convertirlo en uno funcional, de chaqueta y con líneas estilizadas en 1954.

 

En 1968, Iberia se alió con el diseñador Manuel Pertegaz, que creó un vestido en color turquesa y referencias andaluzas para vestir a toda la tripulación y más tarde desterró el típico azul e hizo hueco al burdeos.

 

 

 

 

A finales de los setenta, la aerolínea confió el diseño de sus uniformes a Elio Berhanyer, que lo largo de una década se ocupó tres veces del diseño de sus trajes. Ya en los ochenta, Berhanyer desterró el azul y lo sustituyó por el color beige, introduciendo también una prenda novedosa hasta la fecha en los atuendos de las aerolíneas: un cárdigan de lana.

 

Casi a finales de los ochenta, en 1987, la compañía organizó un concurso de diseñadores para designar al próximo responsable de sus trajes; fue entonces cuando Alfredo Caral se convirtió en el diseñador oficial de la compañía hasta 2005, cuando entró en juego Adolfo Domínguez.

 

En sus años de trayectoria como diseñador de la compañía, Caral no se limitó al diseño del uniforme de las azafatas, sino que también introdujo un nuevo uniforme para los pilotos. El color que predominó durante los años de su uniformidad fue el azul ultramar.

 

En 2005, cuando Adolfo Domínguez fue elegido para ser el siguiente diseñador, se encargó de introducir el pantalón en el atuendo de las azafatas, que hasta entonces habían vestido siempre con falda o vestido. Además, el diseñador fue el encargado de introducir el sombrero en sus uniformes.

 

De la mano de Helbig, que ha dado especial importancia a los accesorios desde su debut en la aerolínea hace dos años, los más de 6.500 empleados de Iberia pueden combinar sus uniformes sumando hasta treinta estilismos diferentes tanto para hombre como para mujer.