Líder en información
económica del negocio
de la moda

Look

Pijas de serie

19 sep 2010 - 00:00

C. Pareja.- La televisión, como es bien sabido por toda la industria de la moda, se ha convertido en el mejor escaparate a la hora de mostrar las colecciones de los diseñadores. Las protagonistas de las series televisivas lucen los diseños de los modistos más cotizados del mundo. Tanto que a veces parece inverosímil que una columnista como Carrie Bradshaw, de Sexo en Nueva York, pueda lucir un par de zapatos del español Manolo Blahnik en cada episodio.Gossip Girl, Sexo en Nueva York, 90210 o Ugly Betty, la versión americana de Betty la fea, han sido las culpables de que millones de personas estén más pendientes del outfit de las protagonistas que de la trama de la propia serie. De este modo, muchas de las veces los guionistas deciden crear una trama alrededor de una prenda de moda o de un acontecimiento en concreto relacionado con el mundo fashion. El problema viene cuando no se sabe distinguir entre realidad y ficción. Sarah Jessica Parker se ha convertido en un icono fashionista desde el primer momento en que al director de la serie se le ocurrió añadir la muletilla “manolos” a cada una de sus frases. Las chicas de moda no son más que un producto creado por un excelente equipo de diseño y vestuario, así que ¿quién debería ser el icono de estilo? Patricia Field estuvo detrás de los trapitos que lucían las chicas de Nueva York durante las seis temporadas que duró la serie, haciendo doblete en el cine con El diablo viste de Prada y continuando su andadura vistiendo a la fea más simpática de Nueva York, léase Betty, y a toda la plantilla de la revista Moda. Lo mismo sucede con Eric Daman, el encargado de vestuario de Gossip Girl. Proenza Schouler, Oscar de la Renta, Chanel, Marc Jacobs o Hervé Léger son asiduos en los armarios de sus protagonistas: Blair, Serena y Jenny . Ellas nos han hecho creer a todos que en el Upper Est Side hay chicas con mucho estilo y que, si perteneces a su clase social, podrás guardar un Valentino Vintage en una bolsa de Macy´s como si de la compra de la semana se tratase. Frivolidad en estado puro. ¿Lo último? Que una serie sirva de inspiración para crear una colección. Mad Men, ganadora del premio Emmy a Mejor Serie Dramática durante tres años consecutivos, reproduce el día a día de una agencia de publicidad del año 1960. Luis Vuitton, Prada, Dries Van Notten o Dolce & Gabanna se han inspirado en los años cincuenta y sesenta para sus nuevas propuestas y no tardaron en saltar las alarmas comparando sus colecciones con la serie de la AMC.