Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 May 201819:25

Look!

Cóndor, 120 años a los pies de varias generaciones

La histórica del textil español continúa enfocando parte de su negocio a al calcetería aunque en las últimas décadas ha extendido su área dedicada a la moda infantil.

07 May 2018 — 04:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Cóndor, 120 años a los pies de varias generaciones

 

Cóndor sopla 120 velas. Detrás de la marca se encuentra la sociedad Aretex, una de las más antiguas del textil español, fundada en 1898. La empresa continúa tejiendo calcetines, leotardos y prendas de punto en su factoría de Arenys de Mar (Barcelona). En los últimos años, la marca ha disparado su popularidad al vestir los pies del príncipe George, primogénito de los príncipes Guillermo y Kate Middleton.

 

Cóndor, que en las últimas décadas ha extendido su negocio a la moda infantil, continúa siendo uno de los pilares del textil en la comarca del Maresme, uno de los polos históricos del sector en España, especializado en la producción de género de punto. La compañía es de las pocas que mantiene aún en el país la fábrica original.

 

La empresa cambió de manos en 1975 cuando la adquirió Corporación Empresarial Valls, propietaria también de Punto Blanco. El grupo industrial de Igualada (Barcelona) se hizo con la empresa de calcetería después de que la fábrica se incendiase. A contracorriente con los tiempos, Aretex apostó por mantener su factoría.

 

Hoy, cuatro décadas después, el 90% de las prendas que comercializa se producen aún en esta planta, en la que trabajan 220 personas. La consejera delegada de la empresa, Roser Ramos, explica que tener una fábrica es una ventaja, a pesar de que muchos piensen aún que es un retroceso.

 

 

“Es tener un negocio que hace uso de sus capacidades productivas según le convenga”, explica Ramos. “Es posible seguir siendo industrial en el textil, sobrevivir a todas las agresiones que padece el sector y ser una marca referente”, afirma la directiva.

 

Con una facturación de cerca de 18 millones de euros, Cóndor genera el 30% de su cifra de negocio en el extranjero, donde tiene presencia en cuarenta países a través de tiendas monomarca, corners en grandes almacenes o tiendas multimarca. La expansión internacional y su avance en retail han marcado su estrategia en los últimos años.

 

Así, Cóndor ha entrado en mercados como Kirguistán, Paraguay, los países escandinavos, Noruega o Rusia, además de acelerar en Estados Unidos en los últimos meses para esquivar el parón del consumo en España. Por otro lado, en 2015, la marca puso en marcha su primer flagship store en el barrio de Salamanca, en Madrid.

La semana look!
Publicidad
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...