Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202123:36

Look!

Barcelona premia a Mariano Puig

El empresario catalán, que falleció el pasado marzo, ha recibido la Medalla de Oro al Mérito Cívico del Ayuntamiento de Barcelona a título póstumo, un galardón que “pone en valor su contribución a impulsar la imagen de Barcelona en todo el mundo”.

23 Nov 2021 — 04:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Barcelona premia a Mariano Puig

 

 

Barcelona rinde homenaje Mariano Puig. El empresario catalán, figura clave en la historia de la empresa familiar de perfumería, ha recibido la Medalla de Oro al Mérito Cívico del Ayuntamiento de Barcelona a título póstumo.

 

El galardón se ha entrado a Puig, que falleció el pasado marzo, “en reconocimiento a su visión empresarial y capacidad de liderazgo”, en palabras del Ayuntamiento de Barcelona, que subraya el mérito del empresario a la hora de “impulsar la imagen de la ciudad en todo el mundo”.

 

Junto a sus hermanos, Antonio, José María y Enrique, Puig Planas fue el responsable de la gran expansión de la empresa, liderando el desarrollo en los mercados internacionales y engordando la cartera con compras.

 

Mariano Puig Planas, hijo de Antonio Puig Castelló, fundador del grupo de perfumería, fue estudiante de Ingeniería Química, pero acabó dedicando casi toda su vida profesional a la moda. El ejecutivo fue responsable, entre otros hitos, del primer acuerdo de distribución con la compañía de perfumería Agua Lavanda en Estados Unidos a finales de los años 50.

 

Posteriormente, Puig Planas firmó un convenio con Max Factor para comercializar su firma en España, una unión que duraría más de quince años. En 1968, el ejecutivo unió fuerzas con el diseñador Paco Rabanne para la creación de sus fragancias.

 

 

 

 

En 1987, la compañía amplió su cartera con la distribución de la española Carolina Herrera y acabó comprando también su división de moda en 1995. Tres años más tarde, Puig Planas abandonó el puesto de consejero, pasando a presidente del grupo, y cedió el control a la junta directiva. En 2004, Marc Puig, su hijo, tomó las riendas y se convirtió en consejero delegado de Puig.

 

El expresidente del conglomerado de perfumería fue galardonado en numerosas ocasiones durante su trayectoria. En 1998, recibió, en representación de la familia completa, el Distinguished Family Business Award, y en 2014 le otorgaron la Medalla de Honor de Foment a la Trayectoria Empresarial. En febrero de 2019 recibió de manos del rey Felipe VI el Premio Reino de España por su carrera profesional. 

La semana look!
Publicidad
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...