Líder en información
económica del negocio
de la moda

Look

Balenciaga, látex en el continuo

La compañía francesa de moda de lujo, propiedad de Kering, presentó durante el pasado fin de semana su colección Spring 23, en Wall Street. Balenciaga también desfiló con su última colaboración de la mano de Adidas.

Modaes

24 may 2022 - 05:00

Balenciaga, látex en el continuo

 

 

Balenciaga salta al parqué con un par de sneakers. La compañía francesa de lujo, propiedad del conglomerado Kering, presentó el pasado fin de semana su última colección en Wall Street (Nueva York). Rodeado de brokers y traders, un grupo de modelos desfiló embutido en máscaras de látex.

 

En los últimos años, Demna Gvesalia (director creativo de Balenciaga que recientemente cambió su nombre artístico a sólo Demna) ha buscado subvertir la ideología capitalista con un tono burlesco, utilizando iconos de la cultura estadounidense como los Simpsons y la cadena McDonald’s como elementos subyacentes en sus últimas colecciones.

 

Ahora, el diseñador conquista Wall Street y presenta su colección Spring 23 entre pantallas en las que se lee Nyse y aparecen los logotipos de grandes empresas cotizadas estadounidenses como Twitter y Disney.

 

Esta performance de Balenciaga fue más allá de la propia pasarela: las entradas para asistir al evento no eran otra cosa que un billete falso de cien dólares y, durante la presentación de la colección, sonaba por los altavoces de la sala la canción Hedge Fund Trance, compuesta por el artista electrónico Bfrnd de manera exclusiva para Balenciaga. Después, empezaba a sonar la icónica canción New York, New York, interpretada por Frank Sinatra.

 

 

 

 

La colección se compone de materiales como látex y cuero, camisetas oversized (un factor propio de los diseños de Demna para Balenciaga), trajes de chándal y una presencia casi absoluta del color negro.

 

Además, durante el desfile, Balenciaga también presentó su última colaboración con la compañía alemana de moda y equipamiento deportivo Adidas, que incluyó desde batas impermeables de un llamativo color mostaza a una combinación rojiblanca de sudadera y pantalón de chándal.

 

Kering cerró el primer trimestre del ejercicio actual con un crecimiento interanual del 27%, hasta unas ventas de 4.956 millones de euros. El grupo señaló que todas sus marcas habían crecido a doble dígito en el periodo, “con desempeños espectaculares en Saint Laurent”, aunque sin detalles sobre Balenciaga.

 

Por mercados, el peso de las ventas del grupo en Europa subió tres puntos porcentuales frente al mismo periodo del año anterior, mientras que en Norteamérica se incrementaron en tres puntos porcentuales.