Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201720:25

h Equipamiento

Un proveedor turco de Nike y Zara planea nuevas fábricas en la zona kurda del país

El grupo Iskur invertirá 100 millones de dólares para la puesta en marcha de tres centros productivos, donde el gobierno de Turquía ofrece incentivos fiscales y los salarios son más bajos que en el oeste del país.
04 Abr 2017 — 11:59
Modaes
Compartir
Me interesa

Un proveedor turco de Nike y Zara planea nuevas fábricas en la zona kurda del país

 

 

Un proveedor de moda turco planta cara al conflicto kurdo. El grupo Iskur, que fabrica prendas para empresas como Nike, Adidas y Zara, invertirá 100 millones de dólares en la apertura de tres nuevos centros productivos en el sureste de Turquía, la zona del país afectada por los conflictos entre las fuerzas del orden y los militantes kurdos.

 

La decisión de Iskur viene motivada en gran parte por el plan de regeneración e incentivos para la región anunciado por el gobierno turco el pasado septiembre, que contempla la inversión de 2.800 millones de dólares. Asimismo, los salarios son más bajos en el este del país que en el oeste.

 

Iskur opera desde 2014 una planta de tratamiento del algodón a las afueras de Diyarbakir, la ciudad más grande de la región kurda de Turquía. “Creamos un ejemplo para otros inversores en el oeste del país”, ha señalado el responsable de la planta Ekrem Kul a Reuters.

 

 

 

 

Las tres fábricas que el proveedor textil quiere poner en marcha en la periferia de Diyarbakir darán trabajo a más de 2.000 personas, frente a los 330 empleados de la actualidad. Según el gobierno turco, los incentivos estatales ha disparado la renta per cápita de 800 dólares a 5.000 dólares.

 

“Cada gobierno ha elaborado leyes para dar incentivos que generen inversión en la región”, ha dicho Alican Ebedinoglu, el presidente de una asociación de comerciantes de Diyarbakir. “Pero si hubiese paz, estos incentivos no harían falta”. Según Ebedinoglu, el conflicto kurdo ha causado el cierre de 500 comercios en la ciudad, así como cortes temporales en la actividad de muchos otros establecimientos.  

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...