Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201706:49

h Equipamiento

Shandong Ruyi toma el control del negocio de lujo de Fung tras comprar Invista

El gigante chino del textil continúa engordando su cartera tras cerrar la adquisición del 51,38% del capital de Trinity, filial de otro gigante chino de la industria de la moda y propietaria de Kent&Curwen, Gieves&Hawkes o Cerruti 1881, entre otras.
10 Nov 2017 — 11:49
Modaes
Compartir
Me interesa

Shandong Ruyi toma el control del negocio de lujo de Li&Fung tras comprar Invista

 

 

Shandong Ruyi sigue ganando tamaño. El gigante chino del textil toma el control del grupo de moda masculina Trinity con la adquisición del 51,38% de las acciones. La operación se ha realizado a través de una ampliación de capital de 2.220 millones de dólares de Hong Kong (284,6 millones de dólares estadounidenses).

 

Con la inyección de capital, Trinity refuerza su estructura financiera para acelerar su estrategia de crecimiento mediante adquisiciones y para reducir su deuda. Fung Holding, a través de Fung Retailing, era hasta ahora el accionista mayoritario de la empresa, con el 40,95% del capital. Después de la entrada de Shandong Ruyi, el gigante chino de la moda reduce su participación hasta el 19,79%.

 

Trinity es una de las sociedades de Fung Holding, uno de los mayores grupos de moda de China, propietario también del titán del aprovisionamiento Li&Fung y de Fung Retailing, especializada en la gestión de activos inmobiliarios.

 

 

 

 

Trinity está centrada en el sector del lujo y de la sastrería y es dueña de marcas como Kent&Curwen, Cerruti 1881, Gieves&Hawkes y D’Urban. A 30 de junio de 2017, el grupo contaba con una red de 289 establecimientos de moda masculina en China.

 

Cotizada en el parqué de Hong Kong, la compañía elevó en 2017 sus números rojos, que situó en 257 millones de dólares de Hong Kong (32,9 millones de dólares) frente a las pérdidas de 200,4 millones de dólares de Hong Kong (25,6 millones de dólares) de un año atrás. Trinity también redujo su cifra de negocio en el último ejercicio, con una caída del 3,2%, hasta 862,4 millones de dólares de Hong Kong (110,5 millones de dólares).

 

Shandong Ruyi, por su parte, toma el control de Trinity unos días después de comprar el negocio textil de Invista, en el que se enmarcan enseñas como Lycra, Coolmax o Thermolite. Con esta operación, que ascendió a 2.000 millones de dólares, el gigante chino de la industria de la moda sumó una nueva talla.

 

Y es que, en los últimos meses, el grupo chino también ha comprado el grupo francés SMCP y las británicas Aquascutum y Taylor&Lodge, y ha entrado en el capital de Carloway Mill, uno de los pocos fabricantes de tweed Harris en escocia.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...