Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Jun 201815:02

h Equipamiento

Safilo: el artífice de las gafas de Dior que coquetea con los ‘wearables’

En el año en que el gigante italiano de óptica celebra su aniversario número 140, la compañía da un paso más en innovación en sus procesos de fabricación, diseño y tecnología.
23 Mar 2018 — 03:55
María Bertero
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Safilo: el artífice de las gafas de Dior que coquetea con los ‘wearables’

 

 

En un momento en que grupos como Warby Parker en Estados Unidos o Hawkers en España han roto el mercado de la óptica, un grupo tradicional como Safilo busca una nueva hoja de ruta. Con un nuevo capitán marcando el camino, el gigante italiano da forma a su propuesta, apoyándose en el ADN grandes marcas, la herencia y la tecnología. La compañía quiere seguir liderando un sector en el que “cualquier error es visible”.

 

La compañía italiana, fundada en 1978, apuesta ahora por los wearables para acercarse a un consumidor más tecnológico y con perfil deportivo, coincidiendo con su 140 aniversario. Las fórmulas para competir en el nuevo contexto: hacer gala de la tradición y de la relación con marcas líderes.

 

Recientemente, el grupo italiano ha lanzado al mercado la línea Safilo X, unos anteojos de detección cerebral y entrenamiento cognitivo, desarrolladas de la mano de Interaxon. El primer modelo es el de la marca estadounidense Smith, especializada en lentes para la práctica de deportes al aire libre.

 

 

 

 

Las monturas de las gafas Smith Lowdown Focus cuentan con sensores que registran la actividad cerebral y, al conectarse a una aplicación móvil, permite monitorear y ejercitar la mente con distintos programas para gestionar la energía y concentración.

 

Su otro puntual son las marcas: de Dior a Max Mara, pasando por Carrera y Polaroid, Safilo cuenta con gigantes del lujo y marcas propias en su portafolio de clientes. El grupo se encarga de toda la cadena de valor, desde la producción hasta la distribución.

 

“Nuestro desafío diario es plasmar en un producto en 360 grados las características de las más de veinte marcas para las que fabricamos”, asegura Nicola Belli, director de innovación de Safilo, a Modaes.

 

 

 

 

Además de desarrollar wearables, Safilo sigue consolidando su portafolio de clientes. El año pasado, el grupo se hizo con la licencia de Elie Saab, que junto con su marca propia Oxydo, componen la categoría de atelier de la compañía. Además, el gigante italiano adquirió también la licencia de producción y distribución para la brasileña Havaianas.

 

En su sede central en Padua, Safilo da empleo a más de mil trabajadores. Además, el grupo cuenta con un taller, donde fabrica los prototipos de los lentes que luego se producirán en sus factorías.

 

En la localidad de Santa María di Sala, Safilo concentra la fabricación de lentes de marco de plástico, con una capacidad productiva de 18.000 lentes al día. El corte de los materiales, pulido, acabados y detalles llevan 18 días de trabajo. Uno de los objetivos del grupo es acelerar en los procesos de producción con nuevas maquinarias.

 

 

 

 

Además de la fábrica de Santa María di Sala, Safilo cuenta con una planta en la localidad italiana de Longarone, donde produce principalmente los marcos de lentes de metal y cristales. Estos últimos son externalizados en otras compañías especializadas y se montan en la fábrica de Longarone.

 

El pasado febrero, el grupo italiano fichó a Angelo Trocchia como nuevo consejero delegado, tras la salida de Luisa Delgado. Trocchia asumirá su cargo el próximo abril después de trabajar durante más de veinte años para Unilever.

 

Safilo entró en pérdidas en 2017, con unos números rojos de 47,1 millones de euros (57,8 millones de dólares). Las ventas de la compañía se redujeron un 16,4%, debido a la pérdida de licencia de Gucci. Sin embargo, el grupo continúa produciendo los anteojos para el grupo italiano de lujo.

 

 

 

Cambios también en la sede Latinoamericana

A principios de este año, Safilo también reordenó su cúpula en el mercado latinoamericano. Tras la salida de Ángela Gómez como directora para la región, la compañía fichó a Andrea Busato para liderar el negocio del grupo en Latinoamérica.

 

En el último año, Safilo reforzó su apuesta por los mercados emergentes y desembarcó en nuevos territorios latinoamericanos como Colombia, Argentina y Paraguay. Recientemente, el grupo amplió su showroom de Sao Paulo (Brasil), su principal mercado en la región.

 

El grupo también tiene sobre la mesa su desembarco en Perú, donde podría comenzar a operar también a través de distribuidores oficiales. Safilo destaca también la importancia de operar en otros países de la región como Panamá y todo Centroamérica y el Caribe.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...