Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Jul 202117:58

Nextil reduce su facturación un 35% en el primer trimestre

La compañía atribuye el descenso al impacto del Covid-19, aunque apunta que el lujo y el deporte técnico se están recuperando de manera “muy acelerada”.

14 May 2021 — 00:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Nextil reduce su facturación un 35% en el primer trimestre

 

 

Nextil hace balance del arranque del año. En el primer trimestre (de enero a marzo) la empresa facturó 13,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 34,88%. La compañía atribuye el descenso al impacto del Covid-19 en el consumo y a la decisión de salir del negocio de fast fashion. Con todo, recalca que el lujo y el deporte técnico, dos sectores estratégicos para la compañía, se están “recuperando de manera muy acelerada”.

 

En cuanto al íntimo y baño, el otro sector en el que opera Nextil, las perspectivas son pesimistas. “Las principales marcas de lencería, shapewear y baño han permanecido cerradas comercialmente gran parte de este trimestre, y las expectativas de recuperación de la temporada de baño se han desvanecido por el retraso en las vacunaciones de estos países, y por tanto, de una campaña de verano que se espera similar a la del año pasado”, señala.

 

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 445.000 euros, un 59,66% menos, mientras que el ebit fue negativo, de 656.000 euros, frente a las pérdidas de 990.000 euros del año anterior.

 

 

 

 

El endeudamiento financiero se situó en 50,5 millones de euros, un millón más que a cierre de año, como consecuencia de un incremento de la deuda a largo plazo con entidades bancarias. Con todo, esto se contrarresta con las mejoras operativas de fondos, que aumentan en 700.000 euros.

 

La unidad de prenda, que copa el grueso de la facturación, anotó un descenso del 32,54%, hasta 7,6 millones de euros, aunque logró cerrar el periodo con un ebitda positivo de 1,6 millones de euros, apenas un 2,97% menos.

 

Nextil atribuye la caída a la decisión de salida del negocio de fast fashion. En el caso del lujo, al trabajar con pedidos a tres y seis meses vista, “todavía se aprecia el efecto del desarrollo de colecciones mucho más conservadoras durante la pandemia, pero la cartera de pedidos se está recuperando rápidamente”, asegura la compañía.

 

Por filiales, la cifra de negocio se ha incrementado en Sici respecto al último trimestre de 2020, Playvest se ha mantenido constante y Treiss ha caído, siguiendo la senda del último trimestre de 2020.

 

 

 

 

De cara a lo que queda de año, la compañía apunta que los ajustes realizados en Treiss son “suficientes” para volver a resultados positivos “en los próximos años y establecer un crecimiento más sólido que el obtenido en el mercado fast fashion”. De hecho, en el primer trimestre la sociedad mejoró su ebitda un 84% respecto al primer trimestre de 2020.

 

Por su parte, la división de tejido (Dogi, EFA, QTT y Ritex) facturó 6,1 millones de euros, un 37,93% menos que en el mismo periodo del año anterior, y registró unas pérdidas brutas de 400.000 euros.

 

“Las cifras de tejido son inferiores por la pérdida de la temporada de verano y el aislamiento de gran parte de las zonas comerciales europeas y norteamericanas durante este trimestre”, argumenta la empresa.

 

De cara a 2021, la empresa prevé una “gradual recuperación de la actividad”, especialmente a partir del segundo semestre, aunque todavía sin llegar a los niveles del segundo semestre de 2019.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...