Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

Laserfood: de la agricultura a la moda para convertir Valencia en un ‘hub’ de cuero vegano

La compañía valenciana, liderada por Jaime Sanfelix, está en proceso de desarrollar un material similar al cuero a partir de caquis cultivados en la región. La producción dará comienzo en marzo y empleará a veinte personas. 

Isabel Carmona

9 feb 2022 - 04:55

Laserfood: de la agricultura a la moda para convertir Valencia en un ‘hub’ de cuero vegano

 

 

Desarrollar un nuevo sector industrial textil que llegue a generar “miles de puestos de trabajo”. Es la ambición de Jaime Sanfélix, consejero delegado de Laserfood, compañía valenciana agroalimentaria especializada en la identificación de alimentos frescos a través de tecnología láser.

 

En el futuro que plantea el ejecutivo, Valencia, uno de los principales polos productivos de calzado en España, se convertiría también en un proveedor de materiales textiles “veganos”, como el cuero desarrollado a partir de fibras vegetales o artificiales. El proyecto de Sanfelix dará comienzo el próximo mayo, cuando se dé el pistoletazo de salida a la producción de PersiSkin, un “cuero” confeccionado con mermas de caqui.

 

Todo lo que hace falta es una fruta que se cultiva a quince kilómetros de nuestra fábrica”, explica el ejecutivo. La planta de producción de PersiSkin se ubicará en la rivera alta de Valencia, en la localidad de Alginet, y empleará a entre quince y veinte personas, aunque Sanfelix prevé que, en el futuro, la industria genere más de mil puestos de trabajo, según proyecta el ejecutivo a Modaes.es.

 

 

 

 

El proyecto se comenzó a gestar en 2017. El consejero delegado de Laserfood observó la cantidad de sobreoferta de caqui que se recogía, gastando “trabajo, agua y fertilizante”, según recuerda. Con la intención de hacer uso de los desechos, imposibles de vender en supermercados a causa de su mal estado, la compañía valenciana se propuso convertirlos en material textil, aprovechando el alto nivel de celulosa con el que cuenta la fruta.

 

No fue hasta 2019 que el proyecto tomó forma, cuando se terminó de desarrollar la primera muestra del material, sustitutivo del cuero. Actualmente, no se compone al 100% de material vegetal, pero el objetivo es que la tecnología avance hasta que PersiSkin sea compostable en los próximos años.

 

A comienzos de 2020, Laserfood incorporó al Instituto Tecnológico del Textil (Aitex) al proyecto para que asesorase el proceso, testease y certificase el material. La inversión inicial del desarrollo de PersiSkin fue de 500.000 euros, y se sumarán dos millones de euros más una vez se inicie la producción.

 

Esta tendrá lugar en la fábrica de Laserfood en Alginet, en un espacio de alrededor de mil metros cuadrados, y tiene el objetivo de generar ingresos de alrededor de seis millones de euros en los próximos cinco años.

 

La empresa está en búsqueda de compañías mayoristas de distribución de moda y marcas consolidadas “que estén interesadas en cuero vegano o que ya lo usen”, concreta Jaime Sanfelix. Laserfood ya “está en contacto con clientes importantes”, pero no ha cerrado ningún contrato ni prevé hacerlo hasta que no comience la producción.

 

La compañía valenciana fue fundada en 2006 y utiliza tecnología láser para identificar productos frescos sin dañarlos y sin hacer uso de envases plásticos. Jaime Sanfelix es cursó Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Valencia y trabaja en la industria agroalimentaria desde 1992.