Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

La logística anticipa una explosión de pedidos de hasta el 32% en el Black Friday

La gran jornada de descuentos del sector ha cogido a los retailers con grandes cantidades de stock acumuladas en los almacenes tras un aprovisionamiento cauteloso ante los temores por los desajustes de la cadena de suministro.

La logística anticipa una explosión de pedidos de hasta el 32% en el Black Friday
“Las empresas están adelantando compras desde verano y necesitan más espacio”, apunta Ricardo Estragués, director general de Districenter.

Marta Tamayo

21 nov 2022 - 05:00

Preparados, listos ¡Black Friday! La mayor jornada de descuentos de la moda y pistoletazo de salida a la campaña de Navidad está a sólo unos días de distancia y las marcas, con altos volúmenes de stock tras un aprovisionamiento cauteloso y un verano más largo de lo habitual, se preparan para un alza de pedidos que podría superar el 30% respecto al año pasado.

 

El operador logístico especializado Logisfashion anticipa un incremento superior al 32%. En los días claves de la campaña, 24 y 25 de noviembre, la compañía espera enviar unos 360.000 pedidos. “El principal reto que afrontamos, no sólo en el Black Friday, sino que, durante toda la campaña de Navidad, es principalmente el aumento repentino de la demanda”, asegura Mireia Ruzafa, portavoz de GLS Spain.

 

El incremento se debe en buena parte al elevado stock que atesoran las marcas, y que podría motivar descuentos más agresivos. “Como hay tanto stock, están reventando precios con políticas más agresivas de rebajas, y eso significa más volumen” afirma Jose Sevilla, director de desarrollo de Sevica. La compañía logística empezará a operar 8.000 metros cuadrados logísticos más en esta campaña.  

 

 

 

 

“Las empresas están adelantando compras desde verano y necesitan más espacio y empezamos la campaña de Navidad con los almacenes más cargados y se traducirá en ofertas agresivas”, añade Ricardo Estragués, director general de Districenter. “Fue una buena estrategia en verano, pero en invierno los stocks se incrementan un 20% y hay que optimizar stocks”, añade Pere Roca, consejero de la compañía.

 

Con las compañías sobrestockadas, el espacio se está convirtiendo en uno de los elementos más buscados de la temporada. “El mayor desafío de esta campaña es el metro cuadrado”, admite el director de desarrollo de Sevica. Otra dificultad para esta campaña es el personal. “Se concentra una gran carga de recursos humanos en empaquetado y acabado y es difícil encontrar gente en estas fechas”, confirman desde Districenter.

 

Más allá de los metros cuadrados, la tensión de la jornada se traslada al plano digital. “Nos aseguramos de tener preparados todos los recursos para afrontar aumentos de tráfico web o un incremento de consultas al servicio de atención al cliente; así como de mantener siempre a nuestros clientes informados del seguimiento de sus paquetes”, sostiene Ruzafa.

 

Además, ante un entorno económico incierto, desde GLS estiman que cada consumidor comprará menos regalos, lo que también conducirá a un entorno con mayor competencia y agresividad en las promociones y descuentos en las fechas claves de la campaña.

 

Para el próximo año, las previsiones de los logísticos apuntan a una cadena de suministro más normalizada y sin un excedente de stock tan elevado, aunque con el último coletazo de las disrupciones continuas. “No sales limpio en una campaña cuando hay estos latigazos”, augura Sevilla.

 

A pesar del contexto económico actual, los españoles mantienen la tendencia de gasto y consumo para toda la campaña navideña, según el estudio Consumo Navideño elaborado por Deloitte. Se prevé que el total de gasto por hogar sea de 634 euros, un 0,4% más que hace un año. De ellos, un 17% se acumulará en las fechas claves de noviembre: el Día del Soltero, Black Friday y Cyber Monday.