Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

De Rigo supera ventas prepandemia en España y rebasa los 210 millones de euros en 2021

“La reacción del mercado español ha sido muy buena”, asegura Maurizio Dessolis, vicepresidente de la empresa. En España, la compañía emplea a 1.700 empleados, incluyendo los de la cadena General Óptica.

C. J.

3 jun 2022 - 04:57

Sede de De Rigo

 

 

De Rigo emprende la recuperación en España. La compañía italiana de óptica, la tercera mayor del mundo en su sector, ha recuperado los niveles de ventas previos a la pandemia en España con una facturación superior a los 210 millones de euros en 2021, según Maurizio Dessolis, vicepresidente de la empresa. En 2020, la facturación de la empresa superaba los doscientos millones de euros.

 

En Europa, España es el mayor mercado para la empresa, por delante de Italia, su mercado local. La compañía cuenta en el país con una plantilla de 75 personas entre oficinas y wholesale y 1.675 empleados en la cadena General Óptica, que compró en el 2000, y que cuenta con cerca de trescientos centros entre España y Portugal.

 

“La reacción del mercado español ha sido muy buena”, asegura Maurizio Dessolis, vicepresidente de la empresa. El directivo explica que el comienzo de 2021 fue “regular” en el país debido al temporal de Filomena, pero que luego las ventas se fueron recuperando durante el año.

 

 

 

 

En el resto de los mercados, la evolución fue desigual. En 2021 el grupo recuperó las ventas prepandemia en Estados Unidos, mientras que, en Asia, De Rigo no ha recuperado aún los ingresos de 2019.

 

Dessolis señala que la evolución de las diferentes categorías de producto ha sido desigual. El directivo estima que 2022 sea el año en el que se recuperen las ventas de las gafas de sol en todos los mercados donde opera, impulsado especialmente por el turismo.

 

En plena pandemia, la compañía puso en marcha la marca Yalea, de gafas para mujer, que ha tenido “un inesperado éxito en todos los mercados”, según el directivo. La empresa acaba de introducir en España la colección de Philippe Plein y también ha sumado recientemente las licencias de firmas como Tumi, Aramis, con la que acaba de entrar en Brasil, o Gap, que ya ha introducido en Estados Unidos.

 

 

 

 

La compañía prefiere no trazar previsiones para 2022 debido a la incertidumbre económica y asegura que debido a la escalada de costes en las materias primas y en el transporte, algunos productos han subido sus precios. Los planes de De Rigo para este año pasan por continuar poniendo el foco en el diseño y el lanzamiento de nuevas colecciones.

 

A escala global, De Rigo finalizó 2021 con unas ventas de 421,6 millones de euros, un 21,9% por encima de 2020 pero todavía un 5% por debajo de 2019. El beneficio del grupo fue de 27,5 millones de euros, frente a las pérdidas de 74,2 millones de euros del año anterior.