Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201710:42

h Equipamiento

Brasil golea en el negocio del denim tras la segregación de Tavex

Vicunha, Tavex, Santanense y Cedro. Brasil pasa a liderar el negocio del denim tras la segregación de Tavex. La feria del sector, Denim Première Vision, calienta los motores de una edición (27 y 28 de mayo en Barcelona) que estará marcada por el nuevo orden de las empresas que lo encabezan...
25 May 2015 — 11:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

Vicunha, Tavex, Santanense y Cedro. Brasil pasa a liderar el negocio del denim tras la segregación de Tavex. La feria del sector, Denim Première Vision, calienta los motores de una edición (27 y 28 de mayo en Barcelona) que estará marcada por el nuevo orden de las empresas que lo encabezan. En los últimos meses, el holding empresarial brasileño Camargo Correa ha concluido la opa que lanzó sobre Tavex y se ha desprendido de su negocio en Europa, que ha pasado a manos del fondo alemán Aurelius. Después de esta operación, Camargo Correa pasa a controlar en Latinoamérica un negocio de 337 millones de euros (371 millones de dólares), mientras que la actividad europea genera 45 millones de euros (49,5 millones de dólares).

 

El repliegue a Brasil del negocio textil de Camargo Correa impulsa al país a encabezar el sector a nivel mundial. El nuevo Tavex con sede en Sao Paulo se suma a otros gigantes brasileños del denim, como Vicunha, Santanense o Cedro para convertir al país en el estandarte global de este negocio. Dividida Tavex, su principal competidora, Vicunha, refuerza su liderazgo tras cerrar 2013 con ventas de 1.290 millones de reales brasileños (417,1 millones de dólares).

 

La empresa carioca, que en los últimos cinco años ha invertido 600 millones de reales brasileños (194 millones de dólares) en mejorar su capacidad productiva en Latinoamérica, intenta en 2015 reactivar su negocio global y, en concreto, en Europa. En este sentido, la compañía participó en la última edición de Kingpins en Ámsterdam y regresa tras varios años de ausencia a Denim Première Vision. A principios de mayo, Vicunha anunció también la apertura de una filial en Dacca (Bangladesh). La compañía, que preside Ricardo Steinbruch, cuenta con cinco fábricas (tres en Brasil, una en Ecuador y otra en Argentina) y emplea a 8.000 personas en todo el mundo.

 

 

Los otros dos grandes grupos del denim en Brasil concentran su negocio en su mercado local y en la región latinoamericana. Cedro cerró 2014 con una facturación de 681,2 millones de reales brasileños (220,2 millones de dólares), después de un año difícil por la crisis económica, política y social que vive el país.

 

La empresa, que preside Marco Antonio Branquinho, cerró el ejercicio con un descenso de las ventas del 4,8% en relación a 2013 y pérdidas de 10,4 millones de reales brasileños (3,3 millones de dólares) frente a las ganancias de 16,1 millones de reales brasileños (5,2 millones de dólares) de un año atrás. Las exportaciones representan sólo el 2% de las ventas de Cedro, que además concentra en el resto de países latinoamericanos.

 

Por su parte, Santanense, que hace diez años compró el gigante brasileño del textil Coteminas, cerró 2014 con una cifra de negocio de 505,7 millones de reales brasileños (163,5 millones de dólares), un 5,4% más que en el año anterior, y un resultado neto de un millón de reales brasileños (0,3 millones de dólares), frente al beneficio de 35,4 millones de reales brasileños (11,4 millones de dólares) del año anterior.

 

Los grandes del denim en el resto del mundo

 

A pesar de que Brasil concentra tres de las mayores compañías del sector del mundo, hay fabricantes de denim en China e India que todavía les superan en volumen de negocio. Es el caso de las empresas indias Arvind y Raymond, dos de las mayores compañías textiles del país asiático, que además de denim, producen otros tejidos a la plana e incluso confeccionan.

 

En el caso de Arvind, además, la empresa también está presente en el campo de la distribución, a través de su filial Arvind Lifestyle Brands. La compañía concluyó 2014 con ventas de 47.755 millones de rupias (749,9 millones de dólares) y un resultado neto de 3.614 millones de rupias (56,7 millones de dólares). Sin embargo, el negocio del textil de Arvind representa sólo el 31% de sus ventas.

 

 

Raymond, por su parte, cerró su ejercicio fiscal 2015 (finalizado el pasado 31 de marzo) con una cifra de negocio de 54.280 millones de rupias (852,4 millones de dólares), un 17% más que en el año anterior, y un beneficio neto de 1.130 millones de rupias (17,7 millones de dólares), un 5% superior al de 2013. El negocio textil reportó a la empresa ventas por 6.770 millones de rupias (106,3 millones de dólares). El resto de la facturación corresponde a la producción de prendas y al retail.

 

En China, domina el segmento Black Peony, fundada en 1940 y con sede en Changzhou. A pesar de que su actividad principal es la producción textil, los intereses de la compañía abarcan también la construcción. El grupo, que también produce prendas de vestir, distribuye más del 80% de sus productos en China y exporta el resto a más de cincuenta países. En 2014, Black Peony facturó 4.650 millones de yuanes (759,9 millones de dólares) y registró un beneficio neto de 240,7 millones de yuanes (39,3 millones de dólares).

 

El otro gigante chino del denim es Weiqiao. La compañía cuenta con cuatro centros de producción en la provincia de Shandong, en las localidades de Weiqiao, Binzhou, Weihai y Zouping, y cuenta con una plantilla de 84.000 personas. Sin embargo, el denim representa tan solo el 9% del total de las ventas de la compañía, que también fabrica hilo y otros tejidos.

 

China es el principal mercado de Weiqiao, donde concentra el 53% de sus ventas. En 2014, la empresa cerró con un volumen de negocio de 11.211 millones de yuanes (1.832,1 millones de dólares) y un beneficio neto de 308 millones de yuanes (50,3 millones de dólares).

 

En denim en España

 

Tras la escisión de Tavex, la unidad española se queda con el negocio europeo, que según datos facilitados por su nuevo propietario, el fondo de inversión Aurelius, asciende a 45 millones de euros (49,5 millones de dólares). Con esta cifra de ventas, la compañía española se sitúa por detrás de los otros dos grandes productores del país, Textil Santanderina y Tejidos Royo.

 

La compañía cántabra, con sede en Cabezón de la Sal, produce y comercializa tejido, además de contar con una planta en Bangladesh para confeccionar prendas. En 2012, el grupo facturó 220 millones de euros (242,1 millones de dólares). La sociedad Tejidos Royo, por su parte, cerró 2013 con una cifra de negocio de 65,13 millones de euros (71,6 millones de dólares), según consta en el Registro Mercantil. La empresa, de propiedad familiar, ha cerrado este año su negocio de confección para centrarse en la tejeduría.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...