Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

‘Blockchain’, la ‘savia’ del Bitcoin que hace transparente la moda

Nacido en la década de los noventa pero popularizado en los 2000, la tecnología que ha dado soporte a las criptomonedas empieza a adentrarse en otras utilidades industriales. El blockchain está llamado a revolucionar también el negocio de la moda.

S. Riera

2 jul 2018 - 04:44

‘Blockchain’, la ‘savia’ del Bitcoin que hace transparente la moda

 

La start up Provenance ha sido una de las pioneras en realizar proyectos piloto en el ámbito de la moda, uno de ellos con el diseñador Martine Jarlgaard.

 

 

Ana acerca su teléfono móvil a la etiqueta de una camiseta. En segundos, sin preguntar a nadie, Ana sabe cuáles son sus materias primas, quién y cómo las ha producido, sabe quién ha tejido la prenda y quién la ha confeccionado, y sabe también por qué almacenes ha pasado y qué aviones ha tomado antes de llegar a la tienda, además de conocer qué sustancias químicas se han usado y qué salarios se han pagado. Y si Ana tiene toda esta información es porque también la tiene la empresa.

 

Blockchain abre y descentraliza el sistema, es el nuevo open source para las compañías. La tecnología que hasta ahora ha dado soporte a las criptomonedas y, en concreto, al Bitcoin (la primera de ellas), empieza a adentrarse en otras utilidades industriales. De la misma manera que Internet dio sus primeros pasos en el ejército, el blockchain los ha dado en un sistema financiero alternativo.

 

Los inicios del blockchain se remontan a la década de los noventa, pero no fue hasta 2009 cuando Satoshi Nakamoto publicó su popular white paper, Bitcoin: a peer-to-peer electronic cash system, en el que desvelaba su hallazgo: una red interconectada como si de eslabones de una cadena se tratara. El blockchain se articula como un libro de contabilidad digital en el que se registran todas las transacciones efectuadas. Sus dos puntos fuertes son la dificultad para hackearla y que no requiere intermediarios, como entidades financieras.

 

 

 

 

Los expertos lo califican de sistema revolucionario, colocándolo a la altura de Internet o de la inteligencia artificial. “La ventaja de los sistemas abiertos es que todo el mundo conectado a ellos mejora su usabilidad”, explica Neliana Fuenmayor, fundadora de la consultora especializada en sostenibilidad e innovación A Transparent Company.

 

“Hasta ahora, las empresas han trabajado con sistemas de información lineal y centralizada y ahora, por primera vez, el blockchain permite que todos los actores introduzcan información e interactúen en ella”, subraya Fuenmayor.

 

El concepto clave en este sistema es consenso. Todos los actores consensuan estar conectados a blockchain, donde su principal valor es dar una transparencia financiera, social y medioambiental para que las empresas tengan más confianza en los datos que generan y reciben. Mirando más allá, Fuenmayor invita a reflexionar sobre una industria más abierta, en la que los actores se interrelacionan, comparten y cooperan de manera natural a través de blockchain.