Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201709:42

h Entorno

Vietnam, una inversión millonaria en jaque tras la salida de Estados Unidos del TTP

Europa se postula como el nuevo socio preferencial del país asiático, tras acordar la puesta en marcha de un acuerdo de libre comercio en 2018.

25 Ene 2017 — 10:53
S. Riera
Compartir
Me interesa

 

En jaque las inversiones millonarias que atrajo el TTP a Vietnam. El acuerdo de libre comercio que firmó Estados Unidos con once países de la región Asia Pacífico a finales de 2015 pierde gran parte de su fuerza tras la salida del mayor de sus socios. La industria textil y del calzado de Vietnam debía ser una de las más beneficiadas de este pacto y, ya desde antes de firmarse, el sector sedujo ya la inversión extranjera.

 

Además de Estados Unidos y Vietnam, sellaron el acuerdo Asia Pacífico (TTP, en sus siglas en inglés) Japón, Brunei, Malasia o Nueva Zelanda, entre otros. Se constituyó entonces una de las mayores zonas de libre comercio de todo el mundo y se calculaba que todas las economías participantes en él generaban el 25% de las exportaciones mundiales.

 

Antes de firmarse el pacto, Vietnam, quinto proveedor mundial de prendas de vestir y segundo de calzado, ya era un socio estratégico para el aprovisionamiento de los grandes grupos internacionales de distribución de moda, sobre todo para las categorías de calzado deportivo. Vietnam fue también uno de los países del sudeste asiático que aprovecharon la pérdida de competitividad de China en la producción low cost de prendas de vestir e impulsó su propia industria de la confección.

 

 

Sin embargo, el impulso previsto para las exportaciones textiles de Vietnam a Estados Unidos no ha sido el esperado. Entre enero y noviembre de 2016, las ventas del sector al mercado estadounidense crecieron sólo un 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 10.330 millones de dólares, según la Vietnam Textile and Garment Association (Vinatex).

 

Este débil avance se debe, en parte, a propio mercado interno del país, pero también a que las importaciones estadounidenses de prendas de vestir de Vietnam, así como de otros artículos textiles, están incluidas en el 1,8% de categorías de producto que se mantenían sujetos a tasas arancelarias en los próximos cuatro años.

 

 

Fin del sueño americano para Vietnam

En 2015, una encuesta realizada por la asociación de la industria de la moda estadounidense (Usfia, en sus siglas en inglés) desveló que el 53% de los empresarios y directivos del sector preguntados aseguraron que ya se abastecían en el país, de ellos, el 96% afirmó que esperaba mantener o incrementar sus compras en él.

 

En 2014, Vietnam era el segundo país proveedor de prendas de vestir de Estados Unidos, por detrás de China. En el momento de la firma del TTP, el mercado estadounidense agravaba las importaciones de ropa de Vietnam con aranceles que oscilaban entre el 12% y el 20%.

 

 

 

 

Durante las negociaciones del TTP, el país atrajo ya fuertes inversiones por parte de grupos de Taiwán, Corea o China. Una vez firmado el pacto, el interés extranjero por el sector textil y de la confección hizo aflorar en la prensa local un gran número de anuncios de venta de talleres, en muchos casos pequeñas y medianas empresas incapaces de competir con las grandes fábricas del país. Sólo durante el primer semestre de 2016, varios grupos taiwaneses de calzado invirtieron en Vietnam cerca de 525 millones de dólares.

 

Las previsiones del sector una vez firmado el acuerdo pasaban por catapultar las exportaciones de prendas de vestir un 11,5% anual hasta 50.000 millones de dólares en 2020. El pasado lunes, justo antes de que el nuevo Gobierno Trump anunciara su salida del TTP, Vietnam mantenía sus cálculos con ventas al exterior de ropa de 30.000 millones de dólares en 2017, según Vitas.

 

 

La opción Europa

Pese a posponer a 2018 la puesta en marcha del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, las exportaciones de Vietnam a los países del mercado común se benefician de un arancel prácticamente a cero a través del sistema generalizado de preferencias (GSP). Bangladesh o Camboya son otros países que se benefician de este tratado.

 

En la actualidad, Vietnam es el segundo proveedor de calzado de la Unión Europea, por detrás de China. El parón económico que sufre la región comunitaria ha impactado en 2016 en la evolución de las compras europeas de calzado de Vietnam, que en los once primeros meses del año retrocedieron un 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 2.197,4 millones de euros, según datos del Icex.

 

En el caso del textil y la confección, Vietnam es el séptimo proveedor de la Unión Europea. Entre enero y noviembre, la industria vietnamita del sector moderó el ritmo de sus ventas a la región europea, que crecieron un 7,5%, respecto a las subidas del 24,6% y del 20,6% de los mismos periodos de 2015 y 2014.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...