Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Una coalición de organizaciones textiles reclama incluir el enfoque laboral en la Estrategia de la UE

Dos días después que la Comisión Europa haya presentado la estrategia para reformar la industria textil, una agrupación de organizaciones que denuncian que el plan ha “olvidado” aspectos fundamentales relacionados con los derechos humanos de los trabajadores del sector.

Modaes

1 abr 2022 - 12:28

Fibras textiles

 

 

Y dos días después, la industria protestó. Una coalición de grupos de sociedad civil y derechos de los trabajadores ha criticado que la Estrategia del Textil de la Unión Europea, presentada el miércoles, “deja fuera aspectos relacionados con los derechos humanos de su objetivo”.

 

La coalición, formada por Fashion Revolution, Fair Trade, Clean Clothes Campaign, Traidcraft Exchange, Solidaridad, IndustriAll, Environmental Coalition on Standards, European Environmental Bureau, Environmental Coalition on Standards y Rreuse, ha comunicado su desacuerdo respecto a la estrategia de Bruselas, EU Strategy for Sustainable and Circular Textiles, que se engloba en el Green Deal de la Unión Europea.

 

“Las marcas y los retailers que cuentan con un gran control sobre sus partners, a menudo se retrasan en sus pagos, contratos de arrendamientos unilaterales y pagan precios por debajo del coste de producción”, señala la coalición. Este es el primer problema que ven los grupos de sociedad civil de la industria.

 

“Actualmente, se están vendiendo más productos textiles que antes y más rápido que nunca, lo que incrementa la presión en el medio ambiente, el clima y las personas”, explican las organizaciones en un comunicado conjunto. “Europa sobreconsume ropa, zapatos y textiles, cuyas materias primas ascienden hasta 675 toneladas de materias primas cada año, a lo que se suman las malas condiciones laborales y la violación de los derechos humanos en la industria textil”, sostienen.

 

 

 

 

“Necesitamos ropa que se diseñe para ser usada, arreglada y llevada por mucho tiempo, que sea libre de tóxicos y producida en condiciones justas y sostenibles” señala Valeria Botta de Environmental Coalition on Standards. “La estrategia de la Unión Europea ha fallado en capturar el core de la industria textil: los trabajadores que hacen nuestra ropa”, señala Delphine Williot, representante de Fashion Revolution.

 

Por su parte, Sergi Corbalán, ex director ejecutivo del Fair Trade Advocacy Office, ha añadido “ningún aspecto relacionado con el medio ambiente, la producción de ropa o los derechos humanos de los trabajadores de la industria textil o el algodón mejorarán si no se aborda el mayor problema de la industria: las prácticas de compra de las marcas”.  

 

“Los planes de la estrategia textil para regular cuestiones sobre el diseño del producto, la reutilización de textiles y acabar con el desperdicio textil son bienvenidos, sin embargo, el fast fashion no se puede hacer verde, sostiene Emily Macintosh, representante del European Environmental Bureau.