Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201717:26

h Entorno

Reino Unido acentúa la crisis del ‘brick’: 900 cierres netos en 2016

El cierre de establecimientos de moda en el centro de las ciudades británicas ha liberado espacio comercial en el que se han instalado cadenas de comida rápida y cafeterías.
12 Abr 2017 — 11:34
Modaes
Compartir
Me interesa

 

Reino Unido acentúa la crisis del brick. En 2016, el país registró por séptimo año consecutivo un mayor número de cierres de tiendas que de aperturas. Las cadenas de moda, aquellas que cuentan con más de cinco establecimientos, cerraron el año pasado un total de 5.430 puntos de venta, mientras que abrieron hasta 4.534 tiendas.

 

El resultado fueron 900 cierres netos en 2016, casi el doble de las clausuras netas que se registraron un año atrás, según un informe de PwC y Local Data Company (LDC). La moda y los grandes almacenes fueron dos de las categorías que más cierres protagonizaron. Estas dos categorías fueron responsables de 320 cierres netos en el país.

 

La pérdida de protagonismo de la moda en las calles británicas fue consecuencia de los cierres de 120 establecimientos de Austin Reed, de 77 tiendas de la cadena local Store Twenty One o los 132 tiendas departamentales de BHS.

 

En este sentido, los autores del informe señalan que estos cierres están transformando el centro de las ciudades británicas. El vacío dejado por marcas de moda está siendo ocupado por gimnasios, tiendas de cigarrillos electrónicos, cafeterías y restaurantes de comida rápida. La única categoría de moda que incrementó el número de establecimientos el año pasado en Reino Unido fue la joyería.

 

El estudio subraya que los ejes comerciales de las ciudades están mudando la piel con una oferta más vinculada al ocio y a la experiencia mientras que la moda está trasladándose al online con rapidez. Los autores subrayan que se trata de una transformación estructural que va más allá de una caída temporal del consumo.

 

El informe concluye que la transformación irá frenando en 2017, a pesar que se espera que los cierres continúen ante la debilidad de cadenas como BrantanoJones BootmakerAgent Provocateur y Jaeger.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...