Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Nueva tendencia en calzado: huir de Europa

Modaes

13 jun 2012 - 17:10

El calzado diversifica mercados para restar protagonismo a los países de la zona euro, que continúan siendo sus principales clientes. La industria italiana del calzado, igual que la española, focaliza su estrategia de crecimiento en China, Japón o Estados Unidos, países en los que además venden a un precio más alto.

 

El calzado italiano exportó en 2011 por valor de 7.400 millones de euros, un 12,7% más que en el año anterior, según datos de la patronal italiana del calzado (Anci). Por volumen, aumentó las ventas al exterior un 3,4%, hasta los 229 millones de pares. El made in Italy es el valor de esta industria que, a pesar de la coyuntura, mantiene el ritmo de crecimiento en el extranjero.

 

Los principales países compradores de calzado italiano continúan siendo Francia, Alemania y Estados Unidos, pero donde la industria está centrando sus esfuerzos es en penetrar en Rusia y en mercados asiáticos como Japón, Hong Kong y China. En Rusia, el calzado italiano aumentó en 2011 sus exportaciones un 20,7% en valor; en Japón, lo hizo en un 20,3%; en Hong Kong, en un 48,4%, y en China, en un 88%.

 

Entre enero y febrero de 2012, la tendencia se mantuvo y, mientras las exportaciones de calzado italiano a los países europeos ascendieron un ligero 1,5% más con respecto al mismo periodo del año anterior, aumentaron un 15,8% a Estados Unidos, un 14,5% a Rusia y un 16,1% a Ucrania.

 

Rusia, Japón y Estados Unidos son los países por los que las empresas italianas de calzado están apostando, según un estudio que ha realizado Anci entre sus asociados.

 

En cuanto al calzado español, las exportaciones alcanzaron en 2011 un total de 1.900 millones de euros, un 9,8% más que el año anterior. Según datos de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice), el valor del par de zapatos cayó en países como Alemania, Portugal, Estados Unido, Países Bajos, Grecia, Japón o Rusia, mientras que subió en otros, como Francia, Italia, Reino Unidos, Bélgica, China, México o Polonia.

 

China es el país donde el calzado español vende más caro, con un precio medio de 46,4 euros por par. Le sigue Estados Unidos, a 39,55 euros por par; Noruega (38,55 euros), Dinamarca (36,22 euros), Hong Kong (35,89 euros), Ucrania (33,99 euros), Australia (32,72 euros) y Rusia (30,27 euros).