Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201723:30

h Entorno

Los salarios del textil en Latinoamérica: de los 455 dólares en República Dominicana a los 866 en Honduras

Un estudio constata que las remuneraciones salariales en las fábricas de ropa y calzado van ascendiendo sobre la línea de pobreza a medida que aumenta el nivel de riqueza de un país.

19 Ago 2016 — 12:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Los salarios del textil en Latinoamérica: de los 455 dólares en República Dominicana a los 866 en Honduras

 

 

De los 455 dólares de República Dominicana a los 866 dólares de Honduras, ¿cuáles son las remuneraciones medias en el textil en Latinoamérica? Más allá de los ingresos salariales mensuales, la ONG Fair Labor Association (FLA) ha calculado la retribución total de los trabajadores teniendo en cuenta también otros incentivos, bonus, desgravaciones y tasas. Tras esta operación, la organización constata que República Dominicana es el país donde el coste laboral en la producción de confección y calzado en Latinoamérica es más bajo, mientras que en Honduras es el más elevado.

 

Por otro lado, la organización ha puesto los datos en relación con el índice de pobreza que establece el Banco Mundial y los salarios mínimos de cada país para constatar si las retribuciones mensuales que perciben los trabajadores del sector en la región son éticas o no. En este sentido el informe Toward fair compensation in global suply chains: Factory pay assessments in 21 countries concluye que en todos los principales países productores las remuneraciones están por encima del umbral de la pobreza y del sueldo mínimo, pero señala que las diferencias entre unos y otros varían según la riqueza de cada región.

 

Para la elaboración de este documento, la FLA ha tomado los datos de 124 fábricas de ropa y calzado en esta veintena de países. El documento no arroja soluciones específicas y sólo da datos salariales. En base a la investigación, la asociación ha querido establecer el estándar FLA para mejorar las retribuciones de los trabajadores de la cadena de suministro del textil. En Turquía y Taiwán los sueldos medios en las industrias de la confección y el calzado están por encima de los mil dólares mensuales.

 

De los fabricantes latinoamericanos, República Domincana es el país con el salario mínimo más bajo de la región, mientras que Honduras cuenta con el más elevado. México por su parte, es el único país del listado del estudio de la ONG que triplica el salario mínimo, con incentivos salariales de casi setecientos dólares.

 

El resto de los países latinoamericanos que figuran en el listado son: El Salvador, donde el salario (con otros incentivos) es de 594 dólares y Guatemala, cuya remuneración media de un trabajador en la industria textil y el calzado es de 685 dólares. Sin embargo, este último país el que tiene la brecha salarial más baja entre el salario mínimo y el del sector de la confección y el calzado y duplicando el nivel de pobreza del país.

 

En Estados Unidos, en cambio, la remuneración media de un trabajador en la industria textil y el calzado es once veces el nivel de pobreza del país, mientras que en Bangladesh, lo roza, según, que ha elaborado. En países como Jordania, Camboya, India, Sri Lanka y Filipinas, donde los salarios (con otros incentivos) oscilan entre los 340 dólares y los 512 dólares mensuales, estos están cerca de duplicar el lindar de pobreza que marca el Banco Mundial y que equivale a los recursos mínimos necesarios de una familia compuesta por tres personas adultas. Sri Lanka, México y Estados Unidos son los países donde es mayor la distancia entre el salario mínimo y el del sector.

 

En Pakistán, Indonesia, China y México, con retribuciones medias de entre 594 dólares y 699 dólares, lo superan con creces en dos veces, mientras que en Vietnam y Egipto, donde se mueven entre 744 dólares y 774 dólares, casi lo triplican. En otros países, como Tailandia, Honduras y Malasia, la remuneración media de los trabajadores de la industria textil (entre 854 dólares y 941 dólares) triplican con comodidad el nivel de pobreza mientras que en Turquía y Taiwán (1.437 dólares y 1.620 dólares, respectivamente) lo multiplican por cinco.

 

Por otro lado, el estudio señala también la distancia entre el salario mínimo de cada país y la remuneración media de los trabajadores en el textil. En este ránking, Guatemala es el territorio donde hay menor trecho, con un sueldo mínimo de 643 dólares y uno medio en el textil de 658 dólares. En el extremo opuesto, Sri Lanka es donde hay mayor recorrido, donde el mínimo es de 150 dólares y el salario medio en el sector se sitúa en 491 dólares.

No obstante, en la mayoría de los grandes productores de artículos textiles, los sueldos están en línea con el salario mínimo que marcan sus respectivos gobiernos. Es el caso de Bangladesh, República Dominicana, India, Filipinas o El Salvador, entre otros.

De hecho, de la veintena de países que comprende el estudio, sólo México y Estados Unidos son los otros en los que se ensancha la distancia entre ambos salarios. En México, la remuneración medio de un trabajador en el textil triplica el sueldo mínimo mientras que en Estados Unidos se duplica.

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...