Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Los gigantes estadounidenses de la distribución trazan un plan a cinco años por la seguridad en Bangladesh

Modaes

11 jul 2013 - 10:39

Diecisiete grandes grupos estadounidenses de distribución de moda han presentado un plan a cinco años con el que pretenden mejorar la seguridad en las fábricas de Bangladesh y apoyar a los trabajadores del sector. Por el momento, la iniciativa ha captado 42 millones de dólares (32,7 millones de euros) para el proyecto, aunque espera que esa cifra sea mayor.

 

Los grupos que participan en este plan, entre los que están Gap, JC Penney, Jones Group o Wal-Mart, aportan capital en función del porcentaje de producción que tienen en Bangladesh. Así, los que más fabrican en el país deberán aportar un millón de dólares (780.000 euros) anualmente durante los cinco años en los que se llevará a cabo la iniciativa.

 

Entre las medidas que se pondrán en marcha está la inspección de las instalaciones de producción de Bangladesh, que se realizará al menos una vez al año. Además, el 10% de los fondos captados para el proyecto se utilizarán para asistir a los trabajadores que temporalmente no puedan llevar a cabo sus funciones por mejoras en las fábricas, o si la fábrica cierra por cuestiones de seguridad.

 

El dinero también servirá para apoyar a una organización no gubernamental que lleve a cabo la asistencia a los empleados del textil. La entidad aún no ha sido escogida.

 

Varios de los grupos que forman parte de esta iniciativa destinarán 100 millones de dólares (78 millones de euros) a créditos y a acceso al capital para los propietarios de las fábricas que quieran mejorar las medidas de seguridad de sus instalaciones.

 

El grupo chino Li & Fung, que trabaja con muchos de los gigantes estadounidenses que integran esta iniciativa, actúa, por el momento, como único asesor en el proceso. No obstante, está previsto que más operadores internacionales se unan al proyecto.

 

El plan de los grupos estadounidenses se une al impulsado desde la Unión Europea, que también pretende mejorar las condiciones laborales y de seguridad de los trabajadores del textil de Bangladesh.