Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Los empresarios de moda, inquietos ante una subida del IVA este año

C. De Angelis/ P. Riaño

31 may 2012 - 05:00

Los rumores sobre una subida del IVA más temprana de lo esperado circulan en el negocio de la moda. Fuentes del sector han explicado a Modaes.es que los grandes grupos de distribución textil del país ya han comenzado a hacer números con esta posibilidad, a pesar de que el Gobierno ha afirmado públicamente que el aumento tendrá lugar en 2013.

 

“Nefasta”, “estocada” y “catastrófica” son algunas de las calificaciones que se realizan en el sector ante la subida y, sobre todo, ante un eventual adelanto de la misma. Con un consumidor más concienciado que nunca sobre el precio, esta subida debería ser absorbida por las empresas, en contra de su margen, con el objetivo de evitar una nueva y mayor caída de la actividad. “Si a la caída de las ventas y a la guerra de precios se suma una nueva subida del IVA, habrá grupos que entrarán en pérdidas”, explican desde el sector.

 

Diversas fuentes empresariales consultadas por Modaes.es sostienen que en algunos de los líderes del sector en España ya se descuenta una subida del IVA más temprana de lo anunciado, obligada por el ahogamiento financiero de las administraciones públicas y su cada vez más dañada imagen de solvencia.

 

La gran distribución ya optó por absorber el incremento del impuesto en julio de 2010, cuando el tipo máximo del IVA pasó del 16% al 18%, y todo hace indicar que ahora, en mitad de una sangrienta guerra de precios, vuelvan a hacerlo. En 2010, compañías como Inditex, H&M, C&A o Primark anunciaron públicamente su intención de no repercutir la subida del IVA en el precio final, algo que hizo también el grueso del sector.

 

Hasta ahora, todos los esfuerzos por mantener las ventas no han evitado que en 2011 las ventas de artículos de moda en España retrocedieran un 1%, según datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex). Desde 2006, el retroceso de las ventas se sitúa en el 25%.

 

Los primeros meses de 2012 no han mejorado la situación de los últimos años, sino que la debilidad del consumo se ha agravado. En lo que va de año, las ventas han caído un 6,4%, según Acotex. De hecho, en abril las ventas minoristas registraron un descenso histórico, empujadas a la baja por la caída de ventas de artículos para el equipamiento de la persona.

 

Según fuentes del sector, sólo las compañías que han abierto el grueso de sus tiendas entre 2011 y 2012 tienen adaptada su estructura de costes a la actual situación del mercado, especialmente por las menores rentas. Con el descenso en la actividad y con la caída de márgenes, derivada de la subida del IVA y la bajada de precios, los operadores recurren a renegociar a la baja las rentas de sus locales a pie de calle y en centros comerciales.