Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

La producción textil se desploma en septiembre con la mayor caída en dos años

Modaes

8 nov 2012 - 04:57

La actividad de la industria textil cayó en septiembre un 15,1% en relación al mismo mes del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El Índice de Producción Industrial (IPI) del textil subió en agosto por primera vez en todo el año, con un alza del 13,4%, pero con el resultado de septiembre registra la mayor caída desde julio de 2009.

 

En la industria del cuero y del calzado la caída en los índices de actividad fue aún mayor. Tras subir un 1,5% en agosto, la producción del sector se desplomó en septiembre un 21,6%, el peor resultado desde junio de 2009.

 

La confección también redujo su producción, pero menos que en el mes precedente. Si en agosto el índice de producción de la industria de la confección caía un 14,1%, en septiembre lo hizo un 10,1% en relación al mismo mes del año anterior.

 

La actividad también evoluciona a la baja en el conjunto de la industria española: en septiembre, el IPI registró un descenso del 11,7%, frente a la reducción del 2,5% registrada en agosto.

 

Por subsectores de las industrias de la moda, la actividad sólo aumentó un moderado 0,2% en confección de prendas de vestir de puntos. En sentido contrario, las mayores caídas fueron las de fabricación de artículos de peletería y fabricación de calzado, del 28,9% y del 24,7%, respectivamente.

 

Las empresas de fabricación de otros productos textiles redujeron su producción en septiembre un 18,3% y las del sector del cuero (preparación, curtido y acabado del cuero; fabricación de artículos de marroquinería, viaje y de guarnicionería y talabartería; preparación y teñido de pieles), un 17,1%.

 

También cayeron a ritmos de doble dígito los índices de producción en preparación e hilado de fibras textiles, con un descenso del 15,3%, y en confección de prendas de vestir (excepto de peletería), un 10,9%. La actividad descendió asimismo un 8,5% en acabado de textiles y un 6,6% en fabricación de tejidos textiles.