Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

La moda busca 4.000 millones de fondos públicos para la gran transformación del sector

El Observatorio de textil, moda y calzado ha diseñado un plan de transformación a siete años estructurado en diez programas transformadores que incluyen desde el reciclaje al Scrap, pasando por la mejora de procesos. 

Iria P. Gestal

21 feb 2022 - 05:00

La moda busca 4.000 millones de fondos públicos para la gran transformación del sector

 

 

Cuatro mil millones de euros de fondos públicos para transformar la industria española de la moda. Esa es la cantidad que el Observatorio de textil, moda y calzado aspira a movilizar (junto a 10.000 millones de aportación privada) para llevar a cabo un ambicioso proyecto de transformación a siete años que incluye, entre otras iniciativas, el Scrap (sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor) que el sector deberá crear para cumplir con la ley de residuos, un hub de reciclaje y un programa de digitalización.

 

“Es una oportunidad histórica para reindustrializar este sector, pero nadie garantiza que esa industria se vaya a venir a España; competimos con Portugal o Turquía, que ya tienen planes en marcha respaldados por el Gobierno”, explican fuentes del sector cercanas al proyecto.

 

En total, el proyecto, articulado a través de diez programas, supone una inversión total de 14.000 millones de euros en siete años. El objetivo es que 4.000 millones procedan de fondos públicos y, el resto, de inversión privada y financiación bancaria.

 

 

 

 

El proyecto ha sido “bien recibido” por parte de la administración, pero está por definir cómo se vehicularán los recursos. La idea inicial era hacerlo a través de un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte), el vehículo para acceder a los fondos de Next Generation EU, pero no es la única que se contempla desde el Observatorio después de que el Gobierno haya enfriado esta expectativa.

 

“Nuestra ambición es que haya un paraguas que cubra nuestras necesidades de financiación en la forma que sea, sea Perte o no; estamos en la fase final de la negociación”, señalan fuentes de las negociaciones. “Las reuniones han sido muy positivas, el proyecto se entiende y se comparte, y en las próximas semanas se definirá cómo articularlo”, añaden.

 

Las conversaciones se están manteniendo con tres ministerios: el de Asuntos Económicos y Transformación Digital; el de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y el de Industria, Comercio y Turismo.

 

 

 

 

El plan comenzó a gestarse a principios de 2021, cuando ModaEspaña, el Consejo Intertextil Español (CIE) y la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice) presentaron tres manifestaciones de interés (MDI) a los Ministerios de Transformación Digital, Transición Ecológica e Industria.

 

Aquella fue la primera vez desde la ruptura de la patronal de la moda que el sector se unió para desarrollar un proyecto común, con el apoyo de 340 organizaciones de la industria y otros sectores y veinte centros tecnológicos y universidades.

 

En abril, ya sin Fice, y de la mano también de la Asociación de Empresas de Confección y Moda de la Comunidad de Madrid (Asecom) y el Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc) se definieron seis bloques de trabajo, con el apoyo de la consultora Deloitte y gigantes de la distribución de moda como Inditex, Mango o Tendam. Como resultado, se identificaron los diez programas a activar.

 

 

 

 

En noviembre, se constituyó el Observatorio, una entidad participada por CIE y ModaEspaña y presidida por Adriana Domínguez, presidenta a su vez de Adolfo Domínguez, con Juan Parés, de Textil Santanderina, como vicepresidente.

 

La siguiente fase será la dotación de recursos económicos: la financiación procederá de las asociaciones fundadoras y sus asociados y la tasa asumida por los integrantes de los grupos de trabajo, donde entran los gigantes del sector.

 

“Los grandes nos respaldan y nos guían, pero ellos tienen alternativa, no serán quienes movilicen los recursos”, señalan fuentes cercanas al proyecto. “El que se juega la vida con esto es el resto de la cadena, pero los grandes son conscientes de que tener una industria fuerte es bueno para todos”, añaden. El objetivo es captar financiación de entre 100 y 150 compañías para cada uno de los proyectos.

 

Además, el Observatorio está también en proceso de profesionalización, para lo que incorporará a un director general que contará con el apoyo de un consejo asesor sectorial y de unas oficinas técnica y de comunicación.

 

 

 

 

 

Los diez programas transformadores

El plan de transformación de la moda se vehiculará a través de diez programas, cada uno con un presupuesto todavía por definir. “Se trata de un proyecto colectivo e inclusivo, con especial atención a las pequeñas empresas y el más importante que el sector textil ha puesto en marcha nunca en España de manera coordinada”, insisten.

“Tendrá éxito en tanto seamos capaces de incorporar esa cohesión a la interlocución y la gestión de las inversiones y de las eventuales ayudas”, añaden.

 

Scrap

Uno de los programas más relevantes es el de la definición e implantación de un Scrap para cumplir con la Ley de Residuos a partir del 1 de enero de 2025. Actualmente, sólo se recoge el 12% de los residuos, y la mayoría está en manos del tercer sector.

 

Para cumplir con los objetivos de recogida de un 20% y un 30% a 2024 y 2027, respectivamente, se estima la necesidad de implementar 27.635 contenedores y 198 vehículos adicionales hasta 2027.

 

 

Selección y preparación de residuo textil

Una vez instalados los contenedores, será necesaria la implantación de tecnología que automatice los procesos de selección y preparación. “Hay que recoger más, de más calidad y con un coste más eficiente”, explican fuentes cercanas al proyecto.

 

En el proyecto se estima que es necesaria la construcción de once nuevas plantas de selección y preparación para 2024 y quince más para 2027 para dar respuesta a las previsiones de residuo recolectado mediante el Scrap.

 

 

Reciclaje

El Observatorio también quiere el respaldo del Gobierno para desarrollar una infraestructura de reciclaje a escala nacional, aumentando la capacidad de las plantas de reciclaje mecánico y fomentando el desarrollo del reciclaje químico para dar respuesta a composiciones de producto tan complejas como el calzado.

 

Teniendo en cuenta las cantidades de residuo que el sector aspira a recoger, se estima que se necesitaría de una planta de reciclaje químico para 2027, mientras el reciclaje mecánico necesitaría ser dotado de 13 líneas de reciclaje adicionales.

 

España estaba en la short list de Euratex para hacerse con uno de los cinco hubs de reciclaje que la patronal europea del textil y la confección quiere impulsar en toda Europa, pero desde entonces la competencia ha aumentado y desde el sector aseguran que es necesario el apoyo de la Administración para contar con una de ellas.

 

Mercado de materiales

El plan incluye también el desarrollo de una plataforma B2B de materiales reciclados para garantizar el acceso a este tipo de materias primas. España produce actualmente unas 61.000 toneladas al año de hilo reciclado, pero la competencia es alta y con el desarrollo de lo hubs de reciclaje la oferta se multiplicará, por lo que España debe garantizar su aprovisionamiento para continuar siendo competitiva.

 

Ecodiseño

Otro de los proyectos pone el foco en el ecodiseño, clave para abordar la transformación sostenible. En este sentido, el Observatorio quiere impulsar el desarrollo de marcos de actuación y soluciones tecnológicas que permitan medir el impacto ambiental en todo el ciclo de vida de un producto, facilitando así la toma de decisiones en diseño.

 

Trazabilidad

Muy vinculado está el proyecto de trazabilidad, que persigue desarrollar una solución tecnológica para garantizar la veracidad de la información y la identidad digital de los agentes.

 

Procesos industriales

Otro proyecto contempla el desarrollo e implementación de tecnología que permita la adopción de “procesos productivos más limpios y promueva la economía circular”. Este proyecto busca también salvar las grandes diferencias en capacidad de inversión y madurez de un sector compuesto en un 84,7% por micropymes.

 

Competitividad

El plan de transformación incluye además la definición y promoción y programas de digitalización y productividad, especialmente en las pymes, para mejorar la competitividad del sector e impulsar comercialización de productos de alto valor. Esto incluye la optimización de procesos logísticos y productivos, la mejora de los controles de calidad, digitalización, capacitación y desarrollo de competencias

 

Observatorio

El noveno proyecto es precisamente la constitución y puesta en marcha de Observatorio como órgano coordinador que asegure la unidad de acción en toda la cadena de valor, algo inédito en el sector.

 

Iniciativas cross-sectoriales

El último proyecto contempla la identificación de potenciales alianzas con otros sectores como el químico o el de los electrodomésticos para el desarrollo, por ejemplo, de tinturas naturales, de productos de limpieza para reducir el impacto medioambiental o de simbiosis industrial para utilización del residuo en otros sectores. “Fue una petición explícita de las administraciones, porque es un sector con mucho vínculo con la automoción o la logística”, subrayan.