Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

La escalada de costes reordena la logística de la moda: las importaciones por mar se hunden un 25%

En 2021, las importaciones españolas de moda a través de transporte por carretera se incrementaron un 13,9% respecto a 2019 y un 36,3% frente a 2020. En el caso del transporte aéreo, las compras españolas de moda se redujeron un 1,9% frente a 2019.

C. Juárez

22 feb 2022 - 04:57

La escalada de costes reordena la logística de la moda: las importaciones por mar se hunden un 25% La escalada de costes reordena la logística de la moda. En 2021, las importaciones españolas de prendas de vestir por mar se desplomaron un 25,1% respecto a 2019, aunque se mantuvo como el segundo modo de transporte prioritario. En cambio, las compras por avión se contrajeron sólo un 11,6%, mientras que las de carretera aumentaron un 0,63%, según datos de Icex España Exportación e Inversiones. La escalada de precios de los contenedores y los atascos en los puertos fueron uno de los principales causantes de la ruptura de la cadena de valor de 2021. Mover un contenedor de cuarenta pies costaba, de media, 2.000 dólares en 2020; en julio de 2021 se pagaban a más de 20.000 dólares para un encargo de última hora. En noviembre llegaron los primeros indicios de un cambio de tendencia, aunque muy lentamente. En este contexto, las importaciones de ropa por mar se desplomaron un 25,1% el año pasado respecto a 2019 y apenas rebotaron un 1,2% respecto a 2020, hasta 4.860 millones de euros. La carretera continúa siendo el medio preferido para las importaciones de moda, con 8.167 millones de euros el año pasado, un 20,8% más que en 2020 y un 0,6% más que en 2019. Por su parte, el aire apenas concentró un 9% del tráfico total de mercancías en valor, con unas importaciones de 1.305 millones de euros, un 11,6% menos que en 2019 y un 1,4% más que en 2020.   DTW  En el conjunto de las importaciones españolas de moda, que incluye prendas de vestir, calzado, cosmética, relojería, joyería y accesorios, las compras por mar cayeron en 2021 un 20,1% respecto a 2019. Las importaciones por carretera, por su parte, se recortaron sólo un 1,7%, mientras que las aéreas retrocedieron un 11,1%. Las importaciones españolas de moda por mar han ido perdiendo peso en los últimos años. En 2019, este método de transporte copaba el 34% de las importaciones de moda de España, mientras que en 2020 la cuota se redujo al 32% y en 2021 llegaron al 30%. Por su parte, las compras españolas de moda por carretera han ido ganando terrero. Hace dos años suponían el 55% del total, y a cierre de 2021 coparon el 59%. Las importaciones aéreas, por su parte, alcanzaban en 2019 el 10% y a cierre de 2021 el 9%. Sólo en el último trimestre del año, cuando la crisis de la supply chain se agudizó, las importaciones españolas de moda por mar registraron una caída del 1,97% respecto a 2019. En el caso del transporte por carretera, las compras se incrementaron un 13,92%.  En 2021, las importaciones españolas de moda por carretera coparon el 59% del total de las compras   En total, las importaciones españolas de moda cerraron 2021 con un alza del 14,6%, hasta 26.847 millones de euros. Sin embargo, las compras españolas de moda al exterior no recuperaron los niveles previos a la pandemia, quedando un 8% por debajo de 2019.  Las exportaciones de moda, por su parte, registraron en 2021 un año de récord. Las ventas españolas de moda al exterior superaron por primera vez la barrera de los 27.000 millones de euros, con una subida del 27,6% respecto a 2020 y recuperaron los niveles previos a la pandemia, con un alza del 3,9%.

 

 

La escalada de costes reordena la logística de la moda. En 2021, las importaciones españolas de prendas de vestir por mar se desplomaron un 25,1% respecto a 2019, aunque se mantuvo como el segundo modo de transporte prioritario. En cambio, las compras por avión se contrajeron sólo un 11,6%, mientras que las de carretera aumentaron un 0,63%, según datos de Icex España Exportación e Inversiones.

 

La escalada de precios de los contenedores y los atascos en los puertos fueron uno de los principales causantes de la ruptura de la cadena de valor de 2021. Mover un contenedor de cuarenta pies costaba, de media, 2.000 dólares en 2020; en julio de 2021 se pagaban a más de 20.000 dólares para un encargo de última hora. En noviembre llegaron los primeros indicios de un cambio de tendencia, aunque muy lentamente.

 

En este contexto, las importaciones de ropa por mar se desplomaron un 25,1% el año pasado respecto a 2019 y apenas rebotaron un 1,2% respecto a 2020, hasta 4.860 millones de euros. La carretera continúa siendo el medio preferido para las importaciones de moda, con 8.167 millones de euros el año pasado, un 20,8% más que en 2020 y un 0,6% más que en 2019.

 

Por su parte, el aire apenas concentró un 9% del tráfico total de mercancías en valor, con unas importaciones de 1.305 millones de euros, un 11,6% menos que en 2019 y un 1,4% más que en 2020. 

 

 

 

 

En el conjunto de las importaciones españolas de moda, que incluye prendas de vestir, calzado, cosmética, relojería, joyería y accesorios, las compras por mar cayeron en 2021 un 20,1% respecto a 2019. Las importaciones por carretera, por su parte, se recortaron sólo un 1,7%, mientras que las aéreas retrocedieron un 11,1%.

 

Las importaciones españolas de moda por mar han ido perdiendo peso en los últimos años. En 2019, este método de transporte copaba el 34% de las importaciones de moda de España, mientras que en 2020 la cuota se redujo al 32% y en 2021 llegaron al 30%.

 

Por su parte, las compras españolas de moda por carretera han ido ganando terrero. Hace dos años suponían el 55% del total, y a cierre de 2021 coparon el 59%. Las importaciones aéreas, por su parte, alcanzaban en 2019 el 10% y a cierre de 2021 el 9%.

 

Sólo en el último trimestre del año, cuando la crisis de la supply chain se agudizó, las importaciones españolas de moda por mar registraron una caída del 1,97% respecto a 2019. En el caso del transporte por carretera, las compras se incrementaron un 13,92%.

 

 

 

 

En total, las importaciones españolas de moda cerraron 2021 con un alza del 14,6%, hasta 26.847 millones de euros. Sin embargo, las compras españolas de moda al exterior no recuperaron los niveles previos a la pandemia, quedando un 8% por debajo de 2019.

 

Las exportaciones de moda, por su parte, registraron en 2021 un año de récord. Las ventas españolas de moda al exterior superaron por primera vez la barrera de los 27.000 millones de euros, con una subida del 27,6% respecto a 2020 y recuperaron los niveles previos a la pandemia, con un alza del 3,9%.