Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Indicador del Comercio de Moda: caída del 1,9% en enero pese a las rebajas

Acotex explica que, a la pérdida de efecto llamada de las rebajas que se viene produciendo desde la liberalización, se ha sumado el impacto negativo de las restricciones de tráfico en Madrid y la huelga de taxis.

Iria P. Gestal

7 feb 2019 - 05:00

Indicador del Comercio de Moda: caída del 1,9% en enero pese a las rebajas

 

 

Ni siquiera las rebajas dan un respiro al comercio de moda. Tras cerrar 2018 con una caída del 2,2%, el sector ha comenzado el ejercicio con un descenso del 1,9% en enero, según datos provisionales de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) recogidos en el Indicador del Comercio de Moda. La patronal achaca el resultado al impacto que ha tenido en el tráfico la huelga de taxis y la implantación de Madrid Central, además de la pérdida del efecto rebajas.

 

Acotex reconoce que “las rebajas no han sido buenas” y explica que “el efecto llamada de estos periodos ya no es como antes debido a la política de descuentos permanentes a lo largo de todo el año”.

 

Esta situación -argumentan desde Acotex-; se ha visto agravada por las restricciones de tráfico en la almendra central de Madrid y por la huelga de taxis que han tomado las ciudades de Barcelona y Madrid”.

 

 

 

 

 

La patronal explica que el conflicto de los taxis ha “afectado a la movilidad de los ciudadanos y por ende a las ventas del comercio, ya que se crea un ambiente que no es propicio para salir de compras”.

 

El comercio de moda cerró 2018 con una caída del 2,2%, que se sumó al cierre en plano de 2017 y al descenso del 2,2% en 2016. “El comercio textil no atraviesa por sus mejores momentos, cerrando el 2018 con pérdidas, reducción de márgenes y comienzo del año con una caída del 1,9%”, argumenta Acotex.

 

“Y si el sector se ve inmerso en circunstancias ajenas a su negocio como restricciones de tráfico, huelgas que dificultan la movilidad, son variables que afectan tremendamente no sólo a las ventas del comercio textil sino al comercio en general”, añade.

 

 

Adiós al ‘efecto rebajas’

Desde la liberalización de las rebajas en 2012, las jornadas de descuentos se han multiplicado y extendido a lo largo de todo el año, reduciendo notablemente el efecto que tenían los periodos tradicionales de enero y junio.

 

Desde la recuperación, la evolución en enero ha sido desigual, con alzas del 0,1% en 2014, del 6,5% en 2015 y del 7,5% en 2017 y caídas del 5,3% en 2016 y del 3,7% en 2018.

En cambio, ese estímulo que antes tenían las rebajas se traslada ahora a otros meses como noviembre, cuando tiene lugar el Black Friday, una jornada de descuentos importada de Estados Unidos que, en 2015, llegó a disparar las ventas hasta un 6,9%. Desde que comenzó a implantarse esta jornada en España, el comercio ha cerrado todos los noviembres en positivo

 

Consulta la evolución anual del Indicador del Comercio de Moda