Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

India estudia ampliar la ley de inversiones extranjeras en retail para atraer a los gigantes del sector

Modaes

21 mar 2013 - 16:40

India quiere a los grandes operadores de retail. El Gobierno está estudiando liberalizar aún más la normativa de inversión directa extranjera (FDI, en sus siglas en inglés) para permitir a las cadenas comercializar diferentes marcas en sus establecimientos, algo que por el momento tienen prohibido, según The Times of India.

 

La normativa no consiente, por ejemplo, que una cadena de tiendas comercialice colecciones de hombre y mujer con diferentes marcas en los mismos establecimientos. Para poder distribuir ambas líneas en India, la compañía extranjera debe presentar solicitud por separado para cada una de ellas.

 

La Oficina de Promoción de la Inversión Extranjera (Fipb, en sus siglas en inglés), el órgano gubernamental que aprueba la entrada en el mercado indio de los retailers extranjeros, ha recibido 63 propuestas de cadenas desde que se aprobara la normativa FDI el pasado diciembre.

 

La medida que ahora se debate tiene como propósito frenar el acceso en India de gigantes globales de la distribución, como Wal-Mart o Carrefour, pero el Gobierno observa que también está retrasando la entrada de empresas como Gap o Louis Vuitton.

 

De hecho, el Ejecutivo indio ya se vio obligado a modificar la normativa en enero para impedir que Ikea echara atrás su aterrizaje en el país. Entonces, la Administración tuvo que renunciar a que fuera obligatorio para los retailers extranjeros traer a India el 30% de su aprovisionamiento y a que la marca no fuera de su propiedad.

 

Desde que India aprobara la FDI han sido varios los grupos que han mostrado su interés en desarrollar su negocio en el país. Además de Gap, han anunciado su intención de crecer en India Abercrombie&Fitch, Zara, H&M, Topshop o Uniqlo.

 

Por otro lado, quienes ya han obtenido el visto bueno del gobierno indio para entrar el país son la enseña de joyería y relojería Fossil y la cadena de establecimientos deportivos Decathlon. El Ejecutivo también ha aceptado que la francesa Promod incremente el control que tiene sobre su filial en India.

 

Otras enseñas, como Coach o Balenciaga, se encuentran negociando su entrada en el mercado indio a través de joint ventures con socios locales.