Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Sep 202118:26

Estados Unidos, ‘great again’: el peso de la moda en el gasto toca máximos desde 2014

En el segundo trimestre, el gasto privado en ropa y calzado se disparó un 62% interanual y un 20% en relación al mismo periodo de 2019, antes de la pandemia.
03 Sep 2021 — 09:30
I. P. G.
Compartir
Me interesa

Estados Unidos, ‘great again’: el peso de la moda en el gasto toca máximos desde 2014

 

 

El mayor mercado del mundo para la moda vuelve a renovar su armario. Tras un año de pandemia, con restricciones menores a las aplicadas en países europeos, el gasto en moda en Estados Unidos ha recuperado ya los niveles precrisis y su peso sobre el total del consumo privado se ha disparado hasta su máximo en siete años.

 

La recuperación comenzó ya en el primer trimestre, cuando el gasto total en ropa y calzado se elevó un 19,3% interanual y un 11,05% en relación al primer trimestre de 2019, según datos del Bureau of Economic Analysis.

 

Como todos los sectores, la moda se vio beneficiada por la reapertura de la economía y los programas de estímulo del Gobierno, pero el impacto en las compras de ropa y calzado fue mayor que en otras actividades. De hecho, el peso sobre el gasto total tocó su máximo desde finales de 2016, con una cuota del 2,91%.

 

 

 

 

En el segundo trimestre, la remontada continuó, con un nuevo crecimiento del 62,48% respecto al segundo trimestre de 2020 (el más afectado por la pandemia) y del 19,79% en relación al mismo periodo de 2019.

 

La cuota sobre el total del consumo privado se disparó hasta el 3,04%, el máximo desde el cuarto trimestre de 2014 y casi un punto por encima del mínimo del 2,26% marcado en el peor momento de la crisis sanitaria.

 

Estos datos concuerdan con los de ventas minoristas que publica cada mes US Census Bureau. La facturación de en los comercios físicos especializados de moda comenzó a recuperarse en marzo, superando ya los niveles de 2019, y se ha mantenido al alza desde entonces con subidas a doble dígito, aunque menores a las de sectores que ya salieron reforzados de la pandemia como el hogar o el equipamiento deportivo.

 

La información de US Census Bureau no incluye las ventas realizadas en el canal online (que se publican aparte, sin segregar por sectores), que ha experimentado un fuerte crecimiento en el último año y que para algunos grandes retailers estadounidenses de moda representa ya alrededor de un 50% de su facturación.

 

 

 

 

Por categorías, el grueso del gasto de moda lo concentra la ropa femenina, que representa un 45,93% del consumo total en el sector. La ropa de hombre aporta un 26,52%, mientras que la infantil representa sólo un 4,59% del gasto en el segundo trimestre de este año. Otro 21,73% del consumo procede del calzado.

 

Esta última es la categoría que más ha crecido en el segundo trimestre, en comparación con el mismo periodo de 2019, con un alza del 24,24%. El consumo de ropa masculina aumentó un 19,83%; el de femenina, un 18,07% y el de infantil, un 16,81%.

 

También han comenzado la recuperación, aunque más lentamente, los servicios vinculados a la moda (limpieza y tintorería y reparación y alquiler de ropa y calzado), que se contabilizan aparte. El consumo de estos servicios no volvió a crecer en términos interanuales hasta el segundo trimestre de 2021 y continúa por debajo de los niveles de 2019.

 

 

El segundo mercado para la moda, también al alza


En China, que algunos estudios sitúan ya como el mayor mercado del mundo para la moda a medio plazo, también hay señales para el optimismo. Allí, el gasto per cápita en ropa se disparó un 21,4% en el primer semestre, hasta 742 yuanes por persona.

 

La moda, que representa el 6,5% del gasto total por persona, fue una de las categorías que registró un mayor crecimiento, sólo por detrás de la educación, cultura y actividades recreativos, un servicio que estuvo muy limitado durante los peores meses de la pandemia.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...