Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El nuevo IVA arrastra al comercio minorista a una caída récord de ventas en septiembre

C. De Angelis

30 oct 2012 - 04:57

Las ventas del comercio minorista descendieron a precios constantes un 12,6% en septiembre en relación al mismo periodo del año anterior. Se trata de la mayor caída de la serie estadística del Índice de Comercio al por menor (ICM) del Instituto Nacional de Estadística (INE), iniciada en enero de 2004.

 

Con la entrada en vigor del nuevo IVA el pasado 1 de septiembre, el descenso superó en más de diez puntos al registrado en agosto, cuando las ventas del comercio cayeron a precios constantes (descontando el efecto de la subida de precios) un 2%.

 

En los productos de equipamiento de la persona, en los que se inscriben los artículos de moda, el descenso de ventas alcanzó el 7,7% interanual en septiembre. Aunque la caída superó en más de cinco puntos la de agosto, cuando las ventas se contrajeron un 2,4%, la caída queda lejos del récord histórico, del pasado abril, cuando se alcanzó el 21,4%.

 

Todos los canales de distribución, sin excepción, sufrieron las consecuencias de la subida del IVA. Las grandes cadenas de distribución, único canal que ha evitado en los últimos meses el descenso de las ventas, redujeron su actividad en septiembre un 5,5% interanual.

 

El resultado fue significativamente peor en empresas unilocalizadas, pequeñas cadenas y grandes superficies, con descensos de ventas del 15,3%, el 14,1% y el 14,8%, respectivamente.

 

El empleo en el retil descendió en septiembre un 1,2%. Sólo las grandes cadenas evitaron la pérdida de empleo, con una subida del 0,9% en el número de ocupados. Mientras, las pequeñas cadenas destruyeron un 3,7% de los puestos de trabajo, las grandes superficies un 3,4% y las empresas unilocalizadas un 0,8%.

 

La Confederación Española de Comercio (CEC) reaccionó ayer a los datos difundidos por el INE señalando, en palabras de su presidente, Manuel García-Izquierdo Parralo, que el desplome en las ventas del sector minorista “ha sumido a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos del sector del comercio en una situación catastrófica, dramática e insostenible, que va a provocar que en los próximos meses se vean obligados no al cierre sino al abandono de su actividad comercial”.