Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201720:08

h Entorno

El comercio mundial echa el freno: cerrará 2016 con el menor crecimiento desde la crisis

En Sudamérica, la OMC estima que las importaciones se contraerán un 8,3%, frente al 4,5% previsto inicialmente.

28 Sep 2016 — 12:00
I. P. Gestal
Compartir
Me interesa

 

El comercio mundial crecerá en 2016 al menor ritmo desde el la crisis

 

El comercio mundial pisa el freno. El intercambio global de bienes crecerá este año sólo un 1,7%, el menor aumento desde la crisis, según las últimas previsiones de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En abril, la OMC había estimado un crecimiento ligeramente superior, del 2,8%. Latinoamérica liderará el aumento de las exportaciones, mientras que será la región donde más descenderán las importaciones. 

 

La revisión a la baja de la previsión está apoyada en una caída mayor de lo esperada del comercio en el primer trimestre, cuando el mercado se encogió un 1,1% en relación al mismo periodo del año anterior. En el segundo trimestre, la recuperación también se situó por debajo de lo previsto inicialmente, con un alza del sólo un 0,3%.

 

Este descenso se debió principalmente a la ralentización del Producto Interior Bruto (PIB) mundial y del comercio en economías en desarrollo como China o Brasil, pero también Norteamérica, que lideró el crecimiento de las importaciones en 2014 pero, desde entonces, sus compras al extranjero han frenado el ritmo.

 

“La dramática ralentización del crecimiento es seria y debería servir como un toque de atención”, ha sentenciado el director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevêdo.

 

“Necesitamos asegurarnos de que esto no se traduce en políticas erróneas que podrían hacer la situación mucho mayor, no sólo desde la perspectiva del comercio sino también de la creación de empleo y el crecimiento y desarrollo económico, que están estrechamente vinculadas a un sistema de comercio abierto”, añadió el directivo.

 

 

Las cifras hechas públicas ayer por la OMC también apuntan a una menor relación entre el comercio y el crecimiento económico. Tradicionalmente, el intercambio de mercancías ha crecido 1,5 veces más rápido que el PIB, si bien en la década de los noventa el comercio mundial creció el doble de rápido que la economía. En los últimos años, sin embargo, el ratio se ha moderado hasta situarse a la par.

 

Tras la revisión de las previsiones de la OMC, 2016 será la primera vez en quince años que el ratio entre el crecimiento del comercio y la economía caiga por debajo del ratio de 1:1. “Históricamente, un aumento importante del comercio era un signo de un crecimiento también importante de la economía, ya que el comercio hacía que las economías emergentes y en desarrollo crecieran rápidamente; de la misma manera, el aumento de las importaciones ha estado asociado con un rápido crecimiento en los países desarrollados”, apunta el informe de la OMC.

 

Por mercados, el mayor freno lo experimentarán los países en vías de desarrollo, que pasarán de impulsar sus exportaciones por encima del 3% los últimos cuatro años a crecer sólo un 1,2% en este ejercicio. Por su parte, las economías desarrolladas pasarán de impulsar sus ventas al exterior un 2,8% en 2015 a sólo un 2,1% este año.

 

En cuanto a las importaciones, los mercados maduros moderarán el ritmo notablemente: de impulsarlas un 4,6% en 2015 pasarán a aumentarlas un 2,6% este año y entre un 1,7% y un 2,9% en 2017.

 

Latinoamérica, donde más caerán las importaciones

Latinoamérica será la región que más aumentará sus exportaciones en 2016 y la que más descenderá sus importaciones, en comparación con otras economías mundiales. Sudamérica fue la región donde las previsiones de la OMC más descendieron. El organismo estimaba en abril una caída del 4,5% de las importaciones. Tras la revisión, el descenso se sitúa en el 8,3%, debido a la intensificación de recesión en Brasil.

 

En contraste, las previsiones de las exportaciones fueron las que más crecieron en Latinoamérica. Según la OMC, las ventas al extranjero crecerán un 4,4%, en contraste con el 1,9% previsto en abril. Los tipo de cambio favorables serán uno de los factores que intervengan en dicho crecimiento. 

 


Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...