Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El comercio minorista cierra 2012 con un desplome de las ventas del 6,8%

Modaes

30 ene 2013 - 04:56

Año (todavía más) malo para el comercio minorista. Las ventas al detalle cerraron 2012 con un descenso medio anual del 6,8%, lo que supone el peor dato anual desde el inicio de la crisis. En 2011, el Índice de Comercio al por Menor (ICM) cayó un 5,8%, tras tres años continuados de caídas, por lo que el descenso de 2012 supera en un punto al registrado en el ejercicio precedente.


Según datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas de productos de equipamiento personal, en el que se inscriben los artículos de moda, cayeron una media anual del 7%. De esta manera, por primera vez desde el inicio de la crisis las ventas minoristas de la moda caen más que el conjunto del consumo.


En 2011, el descenso de las ventas de productos de equipamiento personal se situó en el 4,1%, frente al 5,8% de caída general del ICM. En cambio, en el año anterior las ventas de productos de equipo personal evitaron las caídas, con un incremento de ventas del 0,4% en 2010.


En diciembre, las ventas minoristas descendieron un 10,2% frente al mismo mes del año anterior, 2,4 puntos más que en noviembre, y completaron una serie de treinta meses consecutivos a la baja.


En los productos de equipamiento personal el descenso fue en diciembre del 8,8%, frente a la caída del 7,2% en octubre. La reducción interanual de ventas de diciembre es la decimosexta consecutiva en la comercialización de productos de equipo personal.


Por formatos comerciales, la caída media anual de ventas de 2012 fue general. En las grandes superficies, la actividad comercial descendió un 9,1%; en las pequeñas cadenas, un 8,7%; en las empresas unilocalizadas, un 7,8%, y en las grandes cadenas, un 1,8%.


El empleo también se resintió en el sector minorista de la caída del consumo. Mientras en las grandes cadenas la ocupación subió una media anual del 0,6% en 2012, cayó tanto en pequeñas cadenas como en grandes superficies y en empresas localizadas, un 3,8%, un 3,3% y un 0,6%, respectivamente.