Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El comercio en Reino Unido repunta sólo un 3,1% en marzo y la confianza toca mínimos

Las expectativas de los consumidores británicos respecto a sus finanzas personales para el próximo año están en mínimos desde la crisis de 2008, según datos del British Retail Consortium.

 

Modaes

13 abr 2022 - 11:00

El comercio en Reino Unido repunta sólo un 3,1% en marzo y la confianza toca mínimos

 

 

La tormenta perfecta de inflación y desconfianza golpean el comercio en Reino Unido. En marzo, las ventas minoristas en el país repuntaron un 3,1% respecto al mismo mes del año anterior, frente a la subida del 6,7% registrada en febrero, según datos del British Retail Consortium.

 

El alza está también por debajo de la media de los últimos tres meses, que se situó en el 6,9%, y de la del último año, que llega al 10,3%. Respecto a antes de la pandemia, las ventas se incrementaron un 5,4% en marzo.

 

En ambos meses, la base comparable está afectada por el cierre de tiendas en Inglaterra para contener el avance de las nuevas variantes de la pandemia. En concreto, las tiendas no esenciales (además de los gimnasios y las peluquerías) permanecieron cerradas entre enero y abril de 2021.

 

El British Retail Consortium (BRC) atribuye la moderación del crecimiento a la inflación y a la caída de la confianza del consumidor. “El aumento del coste de vida y la guerra en Ucrania han sacudido la confianza; las expectativas respecto a las finanzas personales para los próximos doce meses están en mínimos desde la crisis de 2008”, argumenta Helen Dickinson, primera ejecutiva del BRC.

 

 

 

 

“Los consumidores se enfrentan a un gran desafío este año, y probablemente se reflejará en el gasto en el futuro”, añade. La nota positiva de los datos de marzo es la buena evolución del gasto en cosmética y moda, que el BRC justifica por la celebración del día de la madre (el 27 de marzo). Además, el regreso gradual a los centros de las ciudades también motivó un repunte de lase ventas de ropa.

 

En el primer trimestre, las ventas de alimentación se contrajeron un 2,6%, mientras que las de no alimentación repuntaron un 14,9%, por debajo de la media de los últimos doce meses. En tienda, la subida fue del 92,9% (debido a la baja base comparable), mientras que online se incrementaron un 29% en marzo y rebotaron un 38,8% respecto a 2019.

 

Dickinson también apunta que hay riesgos de mayores disrupciones en la cadena de valor, particularmente por el cierre de ciudades manufactureras y polos logísticos clave en China, donde el Gobierno mantiene una política de Covid Cero.