Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El calzado anticipa una subida de precios en 2022 por la escalada de costes

El 77% de los directivos del sector anticipa una subida de precios en los próximos seis meses. De media, se estima que los precios de exportación aumentarán hasta 12,35 dólares en 2025, según una encuesta de la patronal portuguesa.

Modaes

13 dic 2021 - 04:48

El calzado anticipa una subida de precios en 2022 por la escalada de costes

 

 

El calzado traslada la subida de costes al cliente. Una amplia mayoría del sector global del calzado prevé una subida de precios el año que viene, y apenas un 3% cree que se reducirán, según una encuesta realizada a fabricantes y distribuidores de todo el mundo por la patronal portuguesa del sector (Apiccaps, en sus siglas en portugués).

 

En concreto, el 77% de los encuestados anticipan un aumento de precios en los próximos seis meses, frente al 20% que augura una estabilización. En Norteamérica y Europa hay todavía más consenso: el 87% y el 85%, respectivamente, prevén subidas de precios en 2022.

 

Una aplastante mayoría apunta a la subida de costes como el principal motivo de la subida, aunque un 43% cita también los problemas de recursos humanos como la falta de trabajadores.

 

 

 

 

En volumen, los encuestados son más comedidos: un 57% prevé que aumentará la venta de pares en los próximos seis meses, y los asiáticos y europeos son, con diferencia, los menos optimistas.

 

La inflación se mantendrá también, al menos en la industria, una vez estabilizados los costes en la cadena de suministro. Entre 2011 y 2020, el precio medio de exportación por par aumentó un 33,8%, pasando de 7,75 dólares a 10,37 dólares. Hasta 2025, los encuestados prevén un avance del 20%, hasta 12,35 dólares.

En cuanto al consumo, el 42% de los encuestados anticipa un “crecimiento moderado”, un 17% prevé un “fuerte crecimiento” y un 16%, una estabilización de cara a 2022.  De media, se estima un crecimiento del 2% del consumo en pares respecto a 2019.

Las estadísticas más recientes muestran ya una cierta normalización de la actividad, aunque varía notablemente de país en país. En mercados como Estados Unidos, Alemania, Francia o Italia, las importaciones ya se acercan a los niveles pre-Covid, y en territorios como Polonia y China las superan ampliamente en el primer semestre.

 

 

España es, junto con Bélgica, Japón y Reino Unido, uno de los grandes mercados que continúa más lejos de la recuperación, con descensos del 10% en las importaciones respecto al primer semestre de 2019.

 

Estas diferencias se trasladan también a los resultados del estudio. La mayoría de encuestados, un 59%, consideran que la situación del sector será “buena” o “muy buena” en los próximos seis meses.

 

En Asia, el porcentaje de empresas que cree que será “muy buena” llega al 29%, mientras que en Europa sólo lo creen el 4%. Las respuestas de los productores son más homogéneas (un 55% creen que será buena), mientras que entre los distribuidores la mayoría se reparte entre los que opinan que será “muy buena” y los que estiman que será “débil”.

 

 

Productos y canales

La encuesta también recoge las previsiones del sector en cuanto a canales y artículos que liderarán la recuperación. Las plataformas de comercio electrónico generalistas, los operadores multimarca especializados en moda (tanto online como offline) y las propias webs de las marcas son los canales con mejores previsiones, según la encuesta. En cambio, las zapaterías y las tiendas propias son las que reciben más valoraciones negativas.

 

Las sneakers y el calzado deportivo en general continuarán siendo los grandes ganadores también en la recuperación. Más del 70% de los encuestados prevén que estas categorías crezcan el año que viene, mientras que el calzado de piel apenas tiene el apoyo del 20%. El precio, las tendencias de moda y el poder adquisitivo son las principales causas de este desequilibrio entre modelos, según los panelistas.