Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El Banco Central Europeo mantiene los tipos a cero y acelera el fin de las compras de activos

El banco central prevé finalizar las compras netas para el tercer trimestre de este año, siempre y cuando las perspectivas de inflación estén en línea con sus objetivos, según la última comunicación emitida por la entidad.

Modaes

10 mar 2022 - 16:10

El Banco Central Europeo mantiene los tipos a cero y acelera el fin de las compras de activos

 

 

El Banco Central Europeo (BCE) revisa sus planes. El Consejo de Gobierno de la entidad europea finalizará las compras netas de activos el tercer trimestre siempre y cuando las perspectivas de inflación estén en línea con sus objetivos, según ha comunicado este jueves.

 

El BCE ha acordado mantener los tipos de interés a cero a pesar de la inflación. Aun así, el comunicado emitido por la entidad ha variado respecto a su última intervención, antes del inicio de la guerra en Ucrania.

 

Hasta ahora, el organismo había dicho que los tipos subirían “poco después” que finalizaran las compras de activos, mientras que ahora ha señalado que el ajuste se producirá “en algún momento”, tras el fin de las adquisiciones. Además, apunta que cualquier cambio en los tipos sería gradual.

 

Sobre la venta de activos, el ECB maneja un calendario por el cual se destinarán al programa 40.000 millones de euros en abril, 30.000 millones de euros en mayo y 20.000 millones de euros en junio. A partir del tercer trimestre, la intensidad de inversión dependerá de la evolución de la economía. La entidad ha recortado las perspectivas europeas de crecimiento ante la guerra en Ucrania, que hará mantener al alza el precio de diversos productos.

 

 

 

 

Para 2022, el BCE prevé una inflación media de 5,1%, frente al 3,2% previsto en diciembre, mientras que para el próximo año la estimación ha pasado del 1,7% al 2,1%. En cuanto al crecimiento, la entidad asegura que “los riesgos para las perspectivas económicas han aumentado sustancialmente” y existe una “pérdida de confianza económica”. Para 2022, el crecimiento estimado del Producto Interior Bruto (PIB) ha pasado del 2,9% al 2,8%, mientras que se mantiene en el 1,6% para el siguiente.

 

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, ha señalado que la guerra “tendrá un impacto material en la actividad económica y la inflación a través de la subida de los precios de la energía y las materias primas, la interrupción del comercio internacional y el debilitamiento de la confianza”. “El alcance de estos efectos dependerá de la evolución del conflicto, del impacto de las sanciones actuales y de las posibles medidas adicionales”, añade Lagarde.

 

Por su parte, Estados Unidos ha registrado el mayor dato de inflación de los últimos cuarenta años, alcanzado el 7,9% en febrero, impulsado por los costes del gas, la alimentación y la vivienda. El dato no muestra aún las principales disrupciones ocurridas por la guerra en Ucrania.