Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 202009:05

Después de la V, ¿qué?: el futuro de la economía post-Covid, según Morgan Stanley

El banco de inversión prevé que la actividad global recuperará los ritmos anteriores a la pandemia en el segundo trimestre del año que viene. En 2022, la economía crecerá un 4,4%.
17 Nov 2020 — 03:51
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Después de la V, ¿qué?: el futuro de la economía post-Covid, según Morgan Stanley

 

 

Paralización en primavera, nuevo golpe en otoño y recuperación en V en 2021. Este es el escenario que plantea Morgan Stanley para la economía mundial, según su último informe de previsiones, publicado ayer. Pero, ¿qué ocurrirá cuando el mundo regrese al punto de partida? ¿Qué le espera a los mercados maduros más allá de 2022? ¿Y a los emergentes?

 

El banco estadounidense de inversión es, en general, más optimista que el consenso del mercado. “Hay que mantener la fe en la recuperación”, insiste el informe. Morgan prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) global caiga un 3,5% en 2020 y rebote un 6,4% el año que viene.

 

De este modo, el mundo debería volver a “la trayectoria prepandemia” en el segundo trimestre de 2021. “El aumento de casos de Covid-19 son un riesgo, pero mantenga la fe; creemos que la recuperación global es sostenible, sincronizada y apoyada en las políticas expansivas”, subraya Morgan.

 

 

 

 

El banco de inversión cree que, si 2020 ha estado marcado por una alteración, única en este siglo, de la economía, la política y los mercados, 2021 pasará a la posteridad como el año de vuelta a la normalidad.


Para 2021, Morgan Stanley anticipa un crecimiento de la economía del 6,4%, frente al 5,4% del consenso del mercado, gracias a unas optimistas perspectivas para Estados Unidos y los países emergentes. En 2022, la subida será del 4,4%.

 

“La diferencia entre nuestras previsiones y el consenso reside en nuestra valoración del impacto del Covid-19 en el apetito del sector privado y la efectividad de una sustancial política de estímulos”, argumenta el informe.

De hecho, Morgan prevé que la recuperación sea más o menos sincronizada en todo el mundo a partir de marzo o abril del próximo año. El motor de esta recuperación será una “expansiva reapertura de las economías y el apoyo monetario y fiscal extraordinario que ya está puesto en marcha”, señala.

 

 

 

 

El PIB mundial, que está ya en niveles prepandemia si se ajustan los efectos del calendario, continuará acelerando y recuperará la trayectoria anterior al estallido del Covid-19 en el segundo trimestre de 2021. Con todo, las dos mayores potencias del mundo irán a diferentes ritmos: mientras China retomará el ritmo en el segundo trimestre de 2021, Estados Unidos tendrá que esperar hasta el cuarto trimestre de 2021.

En concreto, el estudio anticipa un crecimiento del 3,9% en 2022 para las economías maduras, con alzas del 4,1% en Estados Unidos; del 3,9% en la zona euro; del 2,4% en Japón, y del 5,5% en Reino Unido.

 

Dentro de Europa, el peor parado es España, con un desplome del 11,6% este año y un rebote del 4,9% en 2021. Con todo, la economía española es la que mejor se comportará en 2022, con un impulso del 6,4%.

 

En cambio, Alemania y Francia recuperarán antes los niveles previos de crecimiento: la mayor potencia europea caerá un 5,5% en 2020, remontará un 4,1% en 2021 y subirá otro 3,3% en 2022. Francia, por su parte, caerá un 8,9% y rebotará un 6,5% y un 3,9% los dos años siguientes.

 

Para los emergentes, predice un rebote del 4,7% en 2022, con India a la cabeza de la recuperación con una subida del 5,4%. China, por su parte, crecerá un 5,4%; Brasil, un 2,7% y Rusia, un 3,2%.

 

 

 

 

En el caso de los mercados emergentes, Morgan justifica su previsión porque, tras años de “desafíos cíclicos”, ahora la mayoría se enfrentan a una relativa estabilidad. De este modo, a medida que mejore la situación sanitaria, estas economías se beneficiarán de las bajas tasas de interés de Estados Unidos, la debilidad del dólar y de las políticas acomodaticias de sus respectivos Gobiernos.

 

Las previsiones de Morgan Stanley se enfrentan también a riesgos como el desarrollo del virus y de la vacuna. “Un incremento más agudo de las hospitalizaciones en Estados Unidos o Europa podría motivar que los Gobiernos adoptaran medidas de restricción más estrictas que nuestra base”, señala el informe, que alerta además de que la aprobación de las vacunas para una parte de la población podría llegar más tarde de enero de 2021.

 

Más allá de 2022, la previsión pasa por que la economía global crezca, de media, un 3,1% al año hasta 2025. Estados Unidos subirá un 1,7%; la zona euro, un 1,5% y Japón, un 1%. Por su parte, los países emergentes crecerán a una tasa media anual del 4,5% entre 2023 y 2025, con India liderando las subidas (4,7%) seguida de China, Brasil y Rusia.

 

 

 

 

Aunque estas previsiones hacen referencia al escenario base, Morgan Stanley contempla también otros dos escenarios: uno más pesimista y otro optimista. En el caso de que el virus se contuviera más rápido, permitiendo volver a los niveles pre-Covid en el tercer trimestre de 2021 y reduciendo el apoyo público en 2022, el crecimiento global sería del 8,2% en 2021 y del 5,4% en 2022.

 

En cambio, si el virus sigue circulando y lastrando la recuperación, y la respuesta de los bancos centrales se extiende hasta finales de 2022, el crecimiento del PIB mundial sería del 4,6% en 2021 y del 3,4% en 2022.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...