Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 202109:40

Camboya define en una votación su salario mínimo para 2022

La percepción mínima mensual ha aumentado cada año desde 2014, pero ahora los empresarios plantean reducirlo por el impacto que ha causado la pandemia. Las exportaciones del país también se han visto afectadas en un 6,43%.
24 Sep 2021 — 11:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Camboya define en una votación su salario mínimo para 2022

 

 

El Consejo Nacional de Salario Mínimo de Camboya negociará el salario mínimo del año que viene para los trabajadores de la industria textil, el calzado y la confección, en el país asíatico. Los sindicatos y los grupos de derechos laborales piden que el salario mínimo aumente de 192 dólares a 200 dólares al mes.

 

El próximo 28 de septiembre, un total de 51 personas, entre empleados, el Gobierno y los representantes sindicales, votarán para reestablecer el salario mínimo para los trabajadores de la industria, después de no llegar a un acuerdo después tres reuniones de negociación. La última reunión se llevó a cabo el pasado martes. Los sindicatos pidieron, inicialmente, un aumento salarial hasta 214,2 dólares al mes.

 

Durante el último año, ha aumentado en el país el precio de la gasolina y de los bienes esenciales, con una inflación del 3%, y desde los sindicatos, piden que aumente también el salario mínimo, en concordancia al aumento general, para que los trabajadores no vean afectados sus gastos.

 

El año pasado, el Gobierno de Camboya aprobó un aumento de 2 dólares al mes, aunque la pandemia afectó gravemente a la economía y al sector de la confección. Para el próximo año, el Gobierno ha planeado un incremento algo más moderado.

 

 

 

 

La patronal, por su parte, reclama bajar el salario un 4,5%, argumentando que la producción disminuyó un 10% el año pasado, en comparación al año previo al estallido de la pandemia. Además, las empresas alegan que, con el Covid-19, también han debido invertir en material sanitario para evitar la propagación del virus y aumentar las condiciones de seguridad.

 

Según el Departamento General de Aduanas e Impuestos Especiales de Camboya, durante el primer trimestre de este año, el valor de las exportaciones de prendas y accesorios del país asiático disminuyeron un 6,43%.


El año pasado, el país también registró un descenso del 10,24% respecto al año anterior, provocado por la disminución de la demanda internacional de prendas de vestir, tras la ola del Covid-19. Además, la economía del país, también se contrajo en un 3,1%.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...