Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Bangladesh y Camboya se comen el mercado perdido por China en la moda española

C. De Angelis

17 abr 2013 - 05:00

Movimientos tectónicos en el mapa asiático de la industria textil. Bangladesh, Camboya y, en menor medida, Vietnam, comen el terreno dejado por los históricos gigantes del textil asiático, China e India, como proveedores de confección de España.

 

En sólo un año, China ha pasado de copar el 52,2% de las exportaciones asiáticas de textil y confección con destino a España al 50,9%; mientras que India, histórico segundo suministrador asiático de moda para España, ha perdido 1,4 puntos de cuota, pasando al 10,3% en 2012.

 

China, cuya economía mira ahora más hacia el mercado interior que hacia el fomento de las exportaciones, redujo el año pasado un 8,8% el volumen global de sus exportaciones (en valor total) de moda a España. El gigante asiático deshace parte del camino andado en los últimos años: en 2003 China sólo concentraba en Asia el 37,7% de las exportaciones de moda a España.

 

En cambio, en el caso de India la industria textil del país sencillamente sigue perdiendo importancia para las importaciones españolas, desde el 13,8% de 2003 al 11,5% de 2011 (cuando Bangladesh ya le arrebató la segunda plaza entre los proveedores asiáticos de la moda española)  y el 10,3% de 2012. Sólo el año pasado, el valor de las compras de moda españolas a India bajó  un 17,5%.

 

Pero no sólo las dos supernaciones asiáticas pierden cuota de mercado en las importaciones de la moda española: también lo hacen Pakistán (cuarto proveedor asiático de moda de España) e Indonesia (sexto), con una décima menos de cuota en 2012, hasta el 5% y el 2,5%, respectivamente.

 

Sin embargo, sólo dos países se comen el mercado cedido por el resto de países. El primero y más significativo es Bangladesh, que concentra ya el 15,4% de las exportaciones de textil y confección de Asia a España (en 2003 sólo llegaba al 7,2%), y el segundo Camboya, con un 2,4% (frente al 0,8% de hace una década).

 

En 2012, ambos países elevaron en 3,2 puntos su concentración de las exportaciones de textil y confección a España, a los que se suman una décima de cuota que ganó Vietnam, que llegó hasta el 4,8% del total frente al 1,9% de 2003.