Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201713:04

h Entorno

2016, el año en que México tembló ante el ascenso de Trump a la Casa Blanca

Las elecciones de Estados Unidos han afectado a empresas como Liverpool y Grupo Axo, que enfriaron sus movimientos bancarios tras la victoria del magnate neoyorkino. 

21 Dic 2016 — 11:00
María Bertero
Compartir
Me interesa

 

2016, el año en que México tembló ante el ascenso de Trump a la Casa Blanca

 

 

Donald Trump, el terremoto que sacudió a la economía mexicana. Tras la incertidumbre que vivió México los diez primeros meses del año, expectantes sobre el resultado de las elecciones en Estados Unidos, la economía mexicana finalizó el año con un traspié. La victoria del candidato republicano y su inminente ascenso a la Casa Blanca han puesto en alerta a todo el mundo, especialmente a los mexicanos. Las amenazas y promesas de Trump durante su campaña electoral han impactado directamente sobre las empresas del país, tanto las grandes como las pequeñas.

 

Desde que se conocieron los resultados de las elecciones de Estados Unidos el pasado 8 de noviembre, la economía mexicana mostró signos de debilidad. El dólar escaló por encima de los veinte pesos, la confianza de los consumidores registró su peor índice desde 2002 y el Banco de México recortó su estimación de crecimiento de la economía del país.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país pasó de un 2,3% entre enero y marzo a un 2,6% en el segundo trimestre del año. Conforme a los datos que arrojaban las encuestas electorales en Estados Unidos, entre julio y septiembre, el PIB mexicano creció sólo un 2%.

 

 

Los analistas prevén que diciembre finalice con un aumento del 2,1% del PIB, mientras que para finales del próximo año la situación económica empeorará, ya que el PIB podría situarse en 1,8%. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) también rebajó sus previsiones en torno a la economía mexicana, pasando de un crecimiento del 2,2% a 1,9% en su último informe.

 

Las compañías mexicanas de moda no han quedado exentas de los efectos de la victoria de Trump. Liverpool fue sin dudas el protagonista del año en el sector. El grupo mexicano de tiendas departamentales salió de compras este año y se hizo con 119 tiendas de Suburbia, la cadena de moda de Walmart, y lanzó finalmente una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por la chilena Ripley.

 

Si bien los resultados de Liverpool han sido positivos este año, la compra del grupo chileno de tiendas por departamento se ha enfriado debido al efecto Trump. Con la depreciación del peso mexicano respecto al chileno, la operación se ha encarecido hasta 6.335 millones de pesos mexicanos (303,3 millones de dólares), frente a los 5.766 millones de pesos (276 millones de dólares).

 

 

Sin embargo, las finanzas de Liverpool han atravesado el año con buen pie. El grupo finalizó los nueve primeros meses de su ejercicio con un beneficio de 5.301,5 millones de pesos mexicanos (529,2 millones de dólares), un 13,2% más que el mismo periodo del año anterior. Entre enero y septiembre, las ventas de Liverpool también crecieron con un aumento interanual del 11%, hasta 65.135,8 millones de pesos (3.185,3 millones de dólares).

 

Grupo Axo también sufrió el efecto Trump. La compañía, que distribuye marcas como Tommy Hilfiger, Abercrombie&Fitch o Victoria’s Secret volvió a tantear su salida a bolsa este año tras haber intentado saltar al parqué en 2014. Pero la operación seguirá en espera, ya que con la victoria de Trump, Grupo Axo y otras empresas mexicanas han enfriado su salida a bolsa, tras que el mercado de valores de México registre sus peores caídas en los primeros días de noviembre.

 

El distribuidor mexicano fue también otra de las grandes noticias en los últimos doce meses. Lejos de Trump, el pasado mayo Grupo Axo anunció la creación de una joint venture (empresa conjunta) con la estadounidense PVH. Con dicha operación el grupo mexicano se ha hecho con las licencias de distribución de Calvin Klein, SpeedoOlga y Warner’s.

 

 

Otro de los grandes grupos mexicanos que destacó este año fue El Palacio de Hierro. Tras la apertura de su buque insignia en Polanco a finales de 2015, el grupo de tiendas departamentales reordenó su cúpula este año después de la salida de su director financiero en junio. En los nueve primeros meses de su ejercicio, El Palacio de Hierro aumentó sus ingresos y su beneficio, hasta 20.349,8 millones de pesos (995,1 millones de dólares) y 494,6 millones de pesos (24,1 millones de dólares), respectivamente.  

 

A pesar de que la confianza empresarial de los extranjeros se redujera tras las elecciones de Estados Unidos, a lo largo del año, muchas empresas internacionales de moda han apostado por el mercado azteca para impulsar su negocio. México sigue siendo el principal mercado para las compañías internacionales del sector que deciden operar en Latinoamérica, convirtiéndose en la puerta de entrada ideal en una región marcada por la inestabilidad política y económica.

 

Es así, que los gigantes de la distribución de moda, Inditex, H&M y Gap tienen a México como su principal mercado en Latinoamérica. En los últimos doce meses, los tres grupos reforzaron su presencia en el mercado azteca con nuevas tiendas y puntos de venta.

 

 

Bestseller fue otro gigante que también apostó fuerte por México este año. La compañía danesa abrió catorce corners de Vero Moda en las tiendas departamentales Liverpool y planea seguir apostando por el mercado mexicano con el resto de sus cadenas de moda. Decathlon desembarcó en México en junio y finalizó el año con tres tiendas en el país.

 

Otras compañías que apostaron por el mercado azteca en los últimos doce meses fueron las españolas Tous y Pronovias. La primera, especializada en joyería, subió la persiana de tres nuevos establecimientos a lo largo del año. Mientras que el grupo de moda nupcial compró la franquicia con la que opera en Avenida Masaryk y la transformó en el primer flagship store de Pronovias en Latinoamérica. La moda masculina de El Ganso, Macson y otras españolas como Mango y Uno de 50 también sumaron nuevos puntos de venta en México en el último año.

 

El lujó también encontró su oasis en el mercado mexicano. Compañías como Louis Vuitton, Saint Laurent, Bulgari y Tag Heuer reforzaron su presencia en Latinoamérica con nuevos establecimientos en distintas ciudades de México. 

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...